Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Resumen de 'Journal Club'

Journal Club: Estigmatización en pacientes con VIH

El estigma relacionado con el VIH sigue siendo uno de los mayores obstáculos para la salud y el bienestar de las personas que viven con este virus. Se refiere a la devaluación de las personas VIH positivas que puede dar lugar a discriminación (Loutfy, 2012), o las actitudes negativas ocurridas en un medio social que es sentido o experimentado por una persona con VIH, quien puede consecuentemente internalizarlo (Rao et al, 2012). El estigma puede tener consecuencias negativas importantes para la salud física y psicológica de las personas que viven con VIH, por lo cual resulta relevante su identificación y la búsqueda de alternativas para moderar sus efectos adversos.

Tipos de estigma.

Estigma percibido: se refiere a la conciencia de las actitudes negativas de la sociedad, el miedo a la discriminación y los sentimientos de verg?enza. Estigma internalizado: se refiere a la aceptación de una persona de las creencias negativas, opiniones y sentimientos hacia el grupo estigmatizado al que pertenecen y de uno mismo. El estigma declarado abarca actos manifiestos de discriminación, como la violencia y la exclusión. Estigma compuesto se refiere a una persona que tenga más de una identidad estigmatizada, por ejemplo, una persona gay que se enfrenta el estigma asociado con el VIH y al de la orientación sexual. Estigma simbólico relacionado con el VIH se refiere a culpar y juzgar a los grupos ya estigmatizados por haber causado, difundido y perpetuado la epidemia del VIH (Loutfy, 2012).

Estigma y salud psicológica.

El estigma relacionado con el VIH se asocia con diversos resultados nocivos para la salud mental. Puede comprometer el tratamiento, la atención y el apoyo a las personas con VIH. La revelación de un estado serológico de VIH positivo a los amigos, la familia, las redes de apoyo social y los proveedores de atención de la salud se ha asociado con la marginación, el aislamiento y la exclusión social. Reducir el estigma relacionado con el VIH es por lo tanto clave para promover la salud de las personas con VIH (Loutfy, 2012).

La comprensión y la reducción del estigma relacionado con el VIH , sin embargo , se complica por su intersección con las diferencias entre las culturas , las desigualdades estructurales y los procesos sociales. Además, sigue existiendo una brecha en la comprensión de cómo el estigma interactúa con factores socio- demográficos como el sexo y el origen étnico (Loutfy, 2012).

Loutfy (2012) pone de relieve los resultados contradictorios con respecto a la asociación entre el estigma relacionado con el VIH y la raza / origen étnico y de género. Encontró que el sexo femenino y la raza no blanca se asocian con mayor estigma. En el modelo multivariado, el género y el origen étnico interactúan para aumentar el grado de estigmatización que sufren las mujeres negras, los hombres Aborígenes, latinos y los hombres negros.

Li (2009) examinó las relaciones entre demografía, estigma relacionado con VIH y el apoyo social y su impacto en la depresión entre las personas que viven con VIH y SIDA en Tailandia, evaluando a 408 pacientes utilizando modelos de regresión múltiple jerárquica, encontrando que la depresión se asoció significativamente con las dos dimensiones del estigma: verg?enza internalizada y el estigma percibido, el apoyo social emocional autoinformado se asoció negativamente con la depresión, y que la verg?enza internalizada y el apoyo social y emocional fueron predictores significativos de depresión después de controlar por género, edad, ingresos y educación.

El estigma puede generar decremento en la calidad de vida y el aumento de síntomas depresivos en pacientes con VIH. Un estudio con 120 participantes en Beijing, demuestra que el apoyo social en pacientes cero positivos, funge como un mediador entre el estigma, la depresión y la calidad de vida. (Rao et al, 2012).

Por su parte, Rao et al (2012) examinó la asociación entre estigma, síntomas depresivos y adherencia a la medicación, en una muestra de 720 pacientes, con un modelo de ecuaciones estructurales, encontrando que los síntomas depresivos median parcialmente la relación entre estigma y la adherencia, sugiriendo que los síntomas depresivos representan un mecanismo mediante el cual el estigma afecta al apego a los tratamientos.

El estigma está relacionado con distrés en los pacientes con VIH. Un estudio realizado por los departamentos de psicología de la Universidad de Yale y La escuela de Medicina de Harvard, detectaron que el distrés provocado por estigma está asociado fuertemente con síntomas y padecimientos psiquiátricos como pánico, depresión y ansiedad generalizada. Además, dichos trastornos psiquiátricos se encuentran relacionados con prácticas sexuales no seguras, específicamente al no uso de condón en relaciones sexuales entre hombres (Hatzenbuehler M & Cols, 2011).

Uno de los factores relevantes al estigma es la fuente del mismo, es decir, el contexto y conductas en las que el estigma se lleva a cabo. Una revisión de la literatura realizada en los Países Bajos, encontró que la mayor fuente de distrés por estigma se encuentra en la familia, por ejemplo, cuando es ésta la que da como consejo ocultar el diagnostico, generando actitudes de evitación o de extrema gentileza. Por otro lado la interacción social torpe y poco fluida demostró ser otra fuente importante de distrés generado por estigma (Stutterheim, et al 2010).

Los pacientes con SIDA también se ven afectados en etapas avanzadas de su enfermedad. Es frecuente que no se les refiera a cuidados paliativos, en ocasiones por la presencia de obstinación terapéutica, y por ende, que los síntomas sean poco controlados al final de la vida debido por ejemplo, al poco uso de opioides en estos grupos de pacientes.

En México, y en particular en el INCMNSZ, los pacientes con VIH son predominantemente hombres que tienen sexo con hombres (90%), con una media de edad de 30 años, con educación media superior, nivel socioeconómico medio y generalmente bien informados sobre su enfermedad.

En resumen, el estigma puede influir en la salud emocional y física de los pacientes que viven con VIH y en etapas avanzadas de SIDA. Distrés, ansiedad, depresión e incluso menor apego a los tratamientos pueden ser efectos negativos de su presencia. Identificar intervenciones dirigidas a reducir el estigma, como aquellas encargadas de fomentar apoyo social y brindar habilidades de afrontamiento, como son la psicoeducación, Terapia Cognitivo-Conductual, y activación conductual, podrían ser clave para aumentar la calidad de vida de los pacientes que viven con VIH.

Bibliografía

  • Hatzenbuehler M & Cols. (2011). Prospective Associations Between HIV-Related Stigma, Transmission Risk Behaviors, and Adverse Mental Health Outcomes in Men Who Have Sex with Men. Ann Behav Med; 42(2): 227?234.
  • Li L. (2009). Stigma, social support, and depression among people living with HIVin Thailand. AIDS Care; 21(8): 1007?1013.
  • Rao, D. et al. (2012). Social Support Mediates the Relationship between HIV Stigma and Depression/Quality of Life among People Living with HIV in Beijing, China. Int J STD AIDS; 23(7): 481?484.
  • Rao, D., et al (2012). A Structural Equation Model of HIV-Related Stigma, Depressive.
  • Stutterheim S.E. & Cols (2010). HIV-related stigma and psychological distress: the harmful effects of specific stigma manifestations in various social settings.AIDS, 23:2353?2357
  • Symptoms, and Medication Adherence. AIDS Behav, 16:711?716. Loutfy, M. (2012). Gender and Ethnicity Differences in HIV-related Stigma Experienced by People Living with HIV in Ontario, Canada. PLOS, 7.

Resumen a cargo de Susana Ruíz Ramírez (Psicología, INCMNSZ).

Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?