Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Resumen de 'Journal Club'

Journal Club: Crisis convulsivas en pacientes con malignidad intracraneana

La epilepsia es común en pacientes con tumoraciones cerebrales y sustancialmente afecta la calidad de vida. Varios factores afectan el mecanismo de las convulsiones en tumoraciones cerebrales como el tipo de tumor, localización del tumor, cambios peritumorales y alteraciones genéticas. El uso profiláctico de fármacos antiepilépticos no está recomendado y las interacciones de los antiepilépticos hacen que se utilicen menos, debido a la inducción enzimática.

Algunas drogas que son epileptógenas que debemos tomar en cuenta: Antidepresivos, neurolépticos, ciclosporina, interferón, antibióticos como los beta lactámicos y los opioides.

Status epiléptico: Se define como aquella convulsión que dura más de diez minutos, debe ser considerada una emergencia médica. O en la que no hay recuperación del nivel de conciencia entre una y otra convulsión. El tratamiento se debe iniciar inmediatamente: mantener vía aérea permeable, oxígeno suplementario al 100%, glicemia en sangre para descartar hipoglicemia como una causa de las crisis convulsivas, si considera apropiado tomar BH, QS, electrolitos séricos, como magnesio, calcio, pruebas de función hepática, pruebas funcionamiento renal, pruebas de coagulación, iniciar el tratamiento farmacológico, la droga de elección es diazepam IV, en una dosis de 0.2 a 0.5 mg/kg (1 a 4 mg/min), es muy liposoluble y atraviesa el tejido cerebral, se distribuye inmediatamente por todo el organismo. Por lo tanto su efecto antiepiléptico es breve y una segunda dosis puede ser necesaria después de media hora. Puede causar insuficiencia respiratoria y podría ser necesaria la intubación. El clonazepam es otra opción, la dosis estándar es de 1 mg que puede repetirse si la convulsión no cesa. En el status epiléptico la fenitoína tiene la ventaja de que no produce sedación y depresión respiratoria como las benzodiacepinas. Su efecto se alcanza dentro de los 10 a 20 minutos y puede durar alrededor de 24 horas. Alcanza niveles terapéuticos dos horas después de su administración, inmediatamente después o al mismo tiempo se debe iniciar una infusión de fenitoína a 50 mg/min hasta una dosis de 20 mg/kg. La presión arterial y monitoreo ECG deben de ser valorados, si se produce hipotensión o bradicardia se debe reducir la infusión o detenerse. Si persiste el estado epiléptico el pentobarbital o propofol es otra opción en infusión hasta que cese la actividad epiléptica o hasta que aparece la supresión en el electroencefalograma, continuar la infusión 0.5 a 5.0 mg/kg/hr varias horas antes de disminuir la dosis.

Los glucocorticoides son frecuentemente utilizados para el tratamiento de pacientes con alteraciones neurooncológicas. La indicación más frecuente del uso de glucocorticoides es en tumoraciones cerebrales con el objetivo de reducir el edema peritumoral. Está condición es frecuentemente encontrada en una variedad de tumoraciones cerebrales, incluyendo gliomas de alto grado en un 80%, meningiomas en un 20%, linfomas cerebrales en un 10% y metástasis cerebrales en un 20 a 40% y metástasis leptomeningeas o durales en un 10%.

La dexametasona es generalmente considerada como el esteroide de elección debido a su efecto mineralocorticoide mínimo y su vida media larga. Los pacientes que han sido manejados con dosis iniciales de 4 a 8 mg/día, se ha afirmado que hasta el 75% de los pacientes con metástasis cerebrales muestran marcada mejoría en 24 a 72 hrs después del inicio de dexametasona. Pequeñas dosis son suficientes en la mayoría de los pacientes, por ejemplo 16 mg no demostró ser superior a 4 mg en metástasis cerebrales. En el mundo de la paliación para metástasis cerebrales la dosis recomendada de dexametasona es de 16 mg diarios, fraccionarla en dos dosis y en compresión medular es de 16 mg al inicio posteriormente 8 mg c/8hrs en un total de 24 mg c/24 hrs. La vida media de la dexametasona es de 36 a 54 hrs.

El uso de un antiepiléptico profiláctico no demostró evidencia de que mejore la incidencia de convulsiones en metástasis cerebrales.

El uso de radioterapia fraccionada ha demostrado ser benéfica y con menos morbilidad, dando una sobrevida mayor de 90 días.

Los tumores que más metástasis cerebrales producen son: el cáncer renal, el melanoma y el cáncer de mama.

Los efectos adversos de los glucocorticoides son: incremento de los niveles de glucosa en sangre, miopatía, osteoporosis, algunos desordenes psiquiátricos como ansiedad, depresión, insomnio e incremento del apetito.

Bibliografía

  • The role of steroids in the management of brain metastases: a systematic review and evidence-based clinical practice guideline, Timothy C. Ryken, Michael McDermott, Paula D. Robinson, Mario Ammirati, J. Neurooncology, 2010, 96: 103-114.
  • Epilepsy in patients with brain tumours: epidemiology, mechanisms, and management, Melanie S. M Von Breemen, Eril B. Wilms, Charles J. Vecht, Lancet Neurology, 2007, 6: 421-430.
  • Steroids in neurooncology: actions, indications, side effects, Patrick Roth, Wolfgang Wick and Michael Weller, Current opinion in neurology, 2010, 23:597-602.
  • Convulsive seizures in patients with brain tumours, Carlos Centeno, Sebastián Cervantes, European Journal of Palliative Care, 2007, 14: 11-14.
  • The management of brain metastases in patients with no-small cell lung cancer-is it time to go back to the drawing board?, P.M. Mulvena, Clinical Oncology, 2010, 22:365-373.
  • Epilepsy in brain tumor patients, Andrea O. Rossetti and Roger Stupp, Current Opinion Neurology, 2010, 23:603-609.
  • Consenso para el tratamiento de las metástasis cerebrales, Alejandra T. Rabadán, Blanca Diez, Ana María Martínez, Julio Antico, Patricia Saldón, Revista Argentina Neurociencias, 2006, 20:179-189.
  • Seizure prophylaxis in patients with brain tumors: a meta-analysis, Joseph I. Sirven, Dean M. Wingerchuk, Joseph F. Drazkowski, Mark K. Lyons, Richard S. Zimmerman, Mayo clinic practice, 2004, 79:1489-1494.
  • Frecuency of seizures in patients with newly diagnosed brain tumors: a retrospective review, Laura M. Lynam, Mark K. Lyons, Joseph F. Drazkowski, Joseph I. Sirven, Katherine H. Noe, Richard S. Zimmerman, James A. Wilkens, Clinical Neurology and Neurosurgery, 2007, 109:634-638.
  • Impact of therapy on quality of life, neurocognitive function and their correlates in glioblastoma multiforme: a review, Roger Henriksson, Thomas Asklund, Hans Skovgaard Poulsen, Journal Neurooncology, 2011, 104:639-646.
  • Antiepileptic drugs for preventing seizures in people with brain tumors (Review), Tremont-Lukats IW, Ratilal BO, Armstrong T, Gilbert MR, The Cochrane Collaboration, 2008.

Resumen a cargo de Karla Ivonne Baca Morales (Algología, INCMNSZ).

Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?