Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Resumen de Journal Club

Journal Club: Detección de conductas aberrantes en usuarios de opioides con dolor crónico.

Un gran porcentaje de pacientes sufren dolor crónico comparado con enfermedades cardiovasculares, diabetes y cáncer, volviéndose en la actualidad un problema importante de salud pública, teniendo un impacto en los costos de servicios de salud. Se estima un gasto de aproximadamente 635 billones anuales en tratamientos médicos y pérdidas de productividad. Sin embargo, el impacto económico verdadero del manejo del dolor crónico probablemente se subestima debido al mal uso y abuso de opioides (1).

En los últimos años la prevalencia de prescripción de opioides, mal uso y abuso han escalado de manera exponencial, observándose un incremento en el número de visitas a los servicios de urgencia por el uso indebido de opioides, reportándose cifras que se triplicaron del 2004 al 2011 (172, 738 a 488, 004 visitas) (2).

En el 2014 un estimado de 10.3 millones de personas mayores de 12 años utilizaban medicamentos para aliviar el dolor sin indicación médica y 1.9 millones tenían un uso indebido de los medicamentos analgésicos. Recientemente la FDA anuncio que está tomando una respuesta proactiva al abuso de opioides recetados, ya que continúa siendo una gran preocupación la creciente epidemia de mal uso, abuso, adicción y sobredosis de opioides, declarando la relación de dicha epidemia con el uso indebido generalizado de opioides recetados (2).

Es difícil predecir aquel paciente que pudiera abusar del opioide, siendo justificación el fomentar la evaluación de un potencial riesgo de mal uso en todos los pacientes, inclusive los que no han utilizado opioides, ayudándose del uso de herramientas validadas previas a iniciar una terapia con opioides, identificando aquellas conductas aberrantes que nos indiquen un potencial riesgo (3).

De las herramientas de tamizaje estandarizadas se encuentran: “Screener and Opioid Assessment for Patients With Pain” usada para facilitar la evaluación y planeación de un terapia de opioide a largo plazo, las variantes que constan de 14 o 24 items tienen una alta sensibilidad, especificidad y validez predictiva, “Opioid Risk Tool” se utiliza para evaluar el riesgo de abuso de opioides en atención primaria para pacientes en los que se considera terapia con opioides, “Alcohol Use Disorders Identi?cation Test” usada para identificar patrones de riesgo y nocivos con el consumo de alcohol, “Alcohol, Smoking, and Substance Involvement Screening Test” usado para detectar el uso de sustancias y problemas relacionados en atención primaria y medicina general y “Drug Abuse Screening Test” se usa para ayudar a identificar individuos que están abusando de drogas (3)(4).

Al tener un tamizaje positivo, el siguiente paso será diagnosticar por lo que también se tienen herramientas de diagnóstico: “Alcohol Use Disorders and Associated Disabilities Interview Schedule”, “Composite International Diagnostic Interview”, “Structured Clinical Interview for DSM-IV” y “Mini-International Neuropsychiatric Interview” (3).

Al realizar tamizaje y diagnóstico, también es importante la monitorización de síntomas durante la terapia con opioides, de las herramientas que podemos utilizar con este enfoque se encuentran; “Current Opioid Misuse Measure” usada para identificar aquel paciente con terapia de opioide prolongada, está presentando comportamientos aberrantes con uso indebido, “Addiction Severity Index” usada para evaluar áreas de funcionalidad que a menudo están afectadas por el abuso de sustancias (medical, legal, social, psiquiátrica, alcohol, drogas), “Timeline follow-back” usada para monitorizar cantidad y frecuencia de uso de sustancias (3)(4).

Recientes estudios han identificado factores asociados con un riesgo incrementado de abuso de opioides prescritos incluyendo; jóvenes (18-25 años), género masculino, enfermedades psiquiátricas (depresión, trastorno de bipolaridad), exposición a agresión sexual o violencia, historia de uso de sustancias (particular sustancias ilegales) e historia familiar de abuso de sustancias (3). Otras conductas de riesgo asociadas identificadas son; adicción a compras compulsivas, internet, relaciones conflictivas y apuestas.

Otro aspecto es identificar las conductas aberrantes que los pacientes pueden presentar a lo largo del tratamiento con opioides, tales como; consumo excesivo, consumo de alcohol en combinación con opioides, falsificar prescripciones, shopping doctors, perdidas recurrentes de recetas, robar medicamentos, vías de administración no prescriptas, incrementos rápidos y no justificados, venta de medicamentos. Siendo de suma importancia la identificación de dichas conductas para indicar el tratamiento más adecuado, ya que no se nos debe olvidar que los pacientes presentan dolor crónico y que deben de ser tratados (5).

En conclusión, los opioides juegan un papel importante en la actualidad para el tratamiento y manejo del dolor crónico, sin embargo, también es importante identificar aquellos pacientes que puedan presentar un potencial riesgo de abuso de opioides, fomentando realizar tamizajes, diagnóstico y seguimiento de aquellos pacientes con terapia farmacológica y poder tener un impacto positivo en la disminución del riesgo de abuso de opioides.

Bibliografía

  1. Ernst F, Mills J.R, Berner T, House J, Herndon Ch. Opioid Medication Practices Observed in Chronic Pain Patients Presenting for All-Causes to Emergency Departments: Prevalence and Impact on Health Care Outcomes. J Manag Care Spec Pharm. 2015;21(10):925-36.
  2. Roland C, Lake J, Oderda G. Prevalence of Prescription Opioid Misuse/Abuse as Determined by International Classification of Diseases Codes: A Systematic Review. Journal of Pain & Palliative Care Pharmacotherapy. 2016;30(04).
  3. Brady K, McCauley J.L, Back S.E. Prescription Opioid Misuse, Abuse, and Treatment in the United States: An Update. AJP in Advance 2015, Doi: 10.1176/appi.ajp.2015.15020262.
  4. Jamison R, Martel M, Edwards R, Qian J, Sheehan K et al. Validation of a brief Opioid Compliance Checklist for patients with chronic pain. The Journal of Pain. 2014;15(11):1092-1101.
  5. Vowles K,McEnteea M,Julnesa P,Frohea T,Neyb J, et al. Rates of opioid misuse, abuse, and addiction in chronic pain: a systematic review and data synthesis. PAIN. 2015;156:569–576.

Resumen a cargo de Angélica Rebollar (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?