Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Resumen de Journal Club

Journal Club: ¿Es mejor morir en casa?

Definir el lugar de muerte es una decisión importante en cuidados paliativos, se ha documentado que estar en un lugar preferido es reconocido como un componente clave para lograr una muerte tranquila en pacientes con enfermedades terminales.

Recientemente encuestas mundiales han indicado que la mayoría de los pacientes prefieren estar en casa al final de la vida, sin embargo, la realidad es que la mayoría no pueden hacerlo debido a que existen múltiples factores que influyen en la decisión del lugar de muerte, si bien el tener conocimiento de los factores modificables puede contribuir a morir en el lugar preferido. En Inglaterra se ha reportado que aproximadamente el 25% de los pacientes mueren en casa (periodo entre 1993-2011) e Irlanda reportó un 26% de las 28 000 muertes anuales, mueren en casa.

Diversos estudios indican que el cuidado al final de vida en casa se ha asociado con grandes satisfacciones familiares, sin embargo, investigaciones recientes de influencia sobre la calidad de vida, agonía y carga del cuidador son escasas y en donde se han identificado factores que se encuentran a favor o en contra de morir en casa.

Dentro de las circunstancias a favor de morir en casa se encuentran; existencia de un equipo multidisciplinario, referencia temprana al servicio de cuidados paliativos, cuidador con habilidades de afrontamiento, una buena relación entre el equipo médico y la familia, mantenimiento de la esperanza, intimidad y cercanía en casa, así como mejor resolución del duelo.

Por otro lado, los factores identificados que no favorecen el poder morir en casa son: síntomas de difícil control, de los cuales la disnea y dolor son de los más identificados, urgencias paliativas que requieren de manejo inmediato, evolución fluctuante de un paciente terminal, lo que conlleva a cambios en los lugares de atención, diferentes opiniones por parte de la familia, calidad del cuidador donde interviene la edad, estado de salud, cognición, ausencia de labores profesionales secundario a cambio de roles, atención de 24 horas durante los 7 días de la semana que incluye un equipo a domicilio-hospital con ambulancia disponible las 24 horas.

Pottle J y colaboradores evaluaron la percepción del cuidador formal e informal sobre la calidad de la muerte y el cuidado de un paciente terminal en el hogar, identificando tres puntos importantes; a) “sentido de hogar” que contribuye a la percepción del cuidador informal de brindar una “buena muerte”, que se obtiene a través de mantener la normalidad, sensación de control y cuidado individualizado. Sin embargo, esta normalidad se “perdía” para el cuidador, b) Coexistencia de necesidades diferentes y, a veces, conflictivas, entre el paciente y el familiar, especialmente en la información brindada y la aceptación del apoyo instrumental por parte del paciente. A pesar del cansancio reportado por los cuidadores, se expresa la satisfacción del cuidado y aprendizaje de nuevas habilidades, c) dificultades del cuidador formal en satisfacer las demandas del familiar y el paciente, por ejemplo, habilidades de comunicación, relación cercana, y apoyo emocional para sí mismos.

En otros continentes existen grupos multidisciplinarios para el tratamiento inmediato en casa para pacientes con cuidados paliativos, tal es el caso en Europa donde existe un grupo de Trabajo llamado “Proyecto Europall” el cual dentro de sus directrices sugiere que en un plazo no mayor a 24 horas se pueda atender una crisis en el hogar, UCPA y/o centro hospitalario; disponibilidad de un centro las 24 horas, un miembro de cuidados paliativos disponible por teléfono las 24 horas, sin embargo, actualmente en nuestro país no existen grupos para intervenir de manera inmediata en pacientes que se encuentren en casa.

A pesar de los avances en el tratamiento del cáncer, continúa siendo causa importante de muerte alrededor de los 8.2 millones de muertes anuales. Se ha asociado mejor calidad de vida a aquellos pacientes que reciben cuidados paliativos de manera más temprana (menor uso de quimioterapia en los últimos 60 días previos a la muerte) y mayor ingreso a unidades de cuidados paliativos u Hospicios.

El conocimiento sobre los determinantes de lugar de la muerte puede ser útiles en la planificación de la atención para los profesionales de la salud, el paciente y los miembros de la familia, en el lugar preferido por el enfermo y puede ayudar a explicar la incongruencia entre el lugar preferido y el lugar real de la muerte.

En conclusión, el lugar de muerte está fuertemente asociado con mejorar la calidad de muerte y agonía en los pacientes con cáncer avanzado y terminal, por lo tanto, es importante identificar los factores modificables y no modificables para la toma de decisión del lugar para morir de los pacientes y así poder responder si ¿Será mejor morir en el hospital?, ¿El cuidador podrá afrontar los cuidados del paciente?, ¿Se podrá tener un equipo disponible las 24 horas para atención a los pacientes con cuidados paliativos?

Bibliografía

  1. Neuropathic pain : Redefinition and a grading system for clinical and research purposes. Treede, R. 2008, Neurology.
  2. EFNS guidelines on the pharmacological treatment of neuropathicpain: 2010 revision. Attala, N. 2010, European Journal of Neurology.
  3. Pottle J, Hiscock J, Neal RD, Poolman M. Dying at home of cancer: whose needs are being met? The experience of family carers and healthcare professionals (a multiperspective qualitative study). BMJ Supportive & Palliative Care 2017;0:1–7.
  4. Costa V, Earle C, Esplen MJ, Fowler R, Goldman R. The determinants of home and nursing home death: a systematic review and meta-analysis. BMC Palliative Care 2016;8:1-15.
  5. Hales S, Chiu A, Husain A, Braun M, Rydall A. The Quality of Dying and Death in Cancer and Its Relationship to Palliative Care and Place of Death. J Pain Symptom Manage 2014;48:839-851
  6. Kinoshita H, Maeda I, Morita T, Miyashita M, Yamagishi A. Place of Death and the Differences in Patient Quality of Death and Dying and Caregiver Burden. J Clin Oncol 33:357-36.
  7. Okamoto Y, Fukui S, Yoshiuchi K, Ishikawa T. Do Symptoms among Home Palliative Care Patients with Advanced Cancer Decide the Place of Death? Focusing on the Presence or Absence of Symptoms during Home Care. J Palliat Med 2016;19:488-495.
  8. O´Leary M, Brien A , Murphy M, Crowley C. Place of care: from referral to specialist palliative care until death. BMJ Supportive & Palliative Care 2017;7:53–59.

Resumen a cargo de Norma Angélica Rebollar Martínez (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?