Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Resumen de Journal Club

Journal Club: Reuniones familiares.

Los psicoestimulantes son substancias que actúan a nivel cerebral, inhiben la recaptación y promueven la liberación de dopamina, sus efectos clínicos provocan sensaciones de bienestar e incremento del estado de alerta, de la función cognitiva, intelectual y de la motivación. Han sido aprobados para el tratamiento del trastorno por déficit de atención e hiperactividad y la narcolepsia (Kaminski & Sjøgren, 2007; Howard & Howard, 2012).

Las reuniones familiares son una de las herramientas clínicas más importantes del plan de atención del paciente en hospitalización, donde participan los cuidadores familiares, el paciente y los profesionales de la salud. Sin embargo, generalmente ocurren al final de la admisión o en momentos críticos para la toma de decisiones (Hudson, Girgis, Mitchell, Philip, Parker, Currow, ... & Brand, 2015; Joshi, 2013).

Dar malas noticias o tener reuniones familiares donde implican decisiones difíciles pueden ser un reto, debido a la falta de formación en la comunicación de malas noticias, además del miedo de la respuesta emocional que pudieran recibir y el malestar que sienten los médicos al expresar sus propias emociones con el paciente o familiares (Joshi, 2013).

Cuando la comunicación médica es difícil, no se logra comprender la dificultad de la enfermedad, hay insatisfacción, desconfianza, resistencia al plan de tratamiento, y se retrasa el alta del hospital. Por otro lado, la comunicación a tiempo puede reducir el uso inapropiado de recursos, conflictos, malos entendidos y riesgos médico-legales (Powazki, Walsh, Hauser & Davis, 2014).

Principalmente se debe identificar la necesidad de la reunión, por ejemplo: si la estancia se prevé larga (>5 días), predicción de mortalidad (>25%), cambio irreversible en el estatus funcional o en las variables clínicas, edad de 80 años con comorbilidad, cuando el paciente tiene una enfermedad terminal, cuando la familia lo solicita y cuando se prevé sedación paliativa (Rhondali, Dev, Barbaret, Chirac, Font-Truchet, Vallet, ... & Filbet, 2014; Singer, Ash, Ochotorena, Lorenz, Chong, Shreve & Ahluwalia, 2015).

Se considera que hay cinco componentes fundamentales en las reuniones: información, revisión, preguntas, actitud personal (respuesta empática) y negociación (toma de decisiones, consenso), sin embargo, la respuesta empática por sí sola, aumenta la satisfacción familiar, disminuye el distrés y el conflicto, mejora la efectividad en la comunicación y reduce la carga emocional de la familia (Powazki, et al., 2014).

Lo importante es que los médicos que no tienen la experiencia, realicen la reunión con el paciente y familiares acompañado de un equipo multidisciplinario en el que se incluyan a médicos, enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales (You, Downar, Fowler, Lamontagne, Ma, Jayaraman, ... & Neary, 2015). Además, se sugiere seguir guías ya estructuradas de reuniones familiares que permitan hacer un uso eficiente del tiempo y tener una comunicación eficaz, sin dejar de lado, el ajuste a las necesidades particulares (Powazki, et al., 2014).

Algunas consideraciones descritas son las siguientes (Singer, et al., 2015; Meeker, Waldrop & Seo, 2015):

Herramientas Pre-reunión
Es importante planificar la reunión: identificar e invitar a los miembros de la familia, confirmar la hora y el lugar de la reunión. Antes de la reunión, el equipo de salud debe establecer un consenso sobre el cumplimiento de los objetivos, y quién liderará la reunión, se debe revisar el historial médico, evaluar pronóstico y adoptar decisiones en cuanto al plan a seguir. Es útil, sugerirle a la familia que prepare preguntas y maximice su tiempo. Se sugiere identificar temas de aclaración con el equipo de salud, anotando preocupaciones y objetivos familiares.

Herramientas durante la reunión
Se debe desarrollar un acuerdo sobre el plan de atención, dirigir y manejar situaciones difíciles que puedan surgir durante las reuniones familiares. Reconocer y explorar sobre los sentimientos del paciente y la familia, e identificar lagunas en la información o confusión del paciente en cuanto al objetivo del tratamiento. Proporcionar información, completa y precisa, sobre el estado actual del paciente, conducta y síntomas, así como de los tratamientos en curso y la respuesta esperada. Se inicia con la presentación de cada participante y se establece el objetivo (el paciente se incluye sólo si él lo pide, sin embargo una reunión sin el paciente es necesario para la libre expresión). Se recomienda una habitación privada a puerta cerrada, y sentados en círculo.

Herramientas Post-Reunión
Informar al paciente de puntos clave y especificaciones de los resultados de la reunión, se debe incluir un espacio para registrar la asistencia a la reunión, extensión de la participación del paciente, así como dar un seguimiento de las actividades acordadas.

Otros puntos importantes que se recomiendan son: recolectar información preliminar de la familia (su composición, estilo de vida, apoyo social, aspectos culturales, valores y creencias espirituales), proporcionar un ambiente confidencial para facilitar la conversación, explorar los problemas que enfrenta la familia y el cambio en los hábitos impuestos por la enfermedad, ofrecer la oportunidad de discutir soluciones prácticas a los problemas y tratar de abandonar el lenguaje técnico. A la vez, se debe evitar ser demasiado exigentes en cuanto a los objetivos de la reunión, fingir implicación emocional y evadir preguntas (Gritti, 2014).

A pesar de los protocolo y sugerencias de cómo llevar a cabo una reunión familiar, no siempre resulta sencillo hacerlo, ya que existen barreras no solo por parte de los médicos, sino también del paciente y la familia, por ejemplo: limitaciones de tiempo, deficiencia en las habilidades de comunicación por parte del personal médico, apoyo insuficiente al sufrimiento personal, la dificultad de aceptar el pobre pronóstico, dificultad para entender las limitaciones y complicaciones de los tratamientos, la falta de acuerdos entre los miembros de la familia acerca de estas metas y la falta de capacidad del paciente para tomar decisiones acerca de estas metas (You, et al., 2015; Washington, Oliver, Gage, Albright & Demiris, 2015).

Por último, se ha demostrado que las reuniones familiares ayudan a disminuir el distrés psicológico, aumentan la sensación de la calidad de vida, se sienten más preparados para el papel de cuidador, disminuye el número de ingresos hospitalarios, menos visitas al departamento de urgencias y mayor probabilidad de muerte en el lugar de la elección del paciente, por lo cual es considerada una herramienta útil (Hudson, et al., 2015).

Bibliografía

  1. Hudson, P. L., Girgis, A., Mitchell, G. K., Philip, J., Parker, D., Currow, D., ... & Brand, C. (2015). Benefits and resource implications of family meetings for hospitalized palliative care patients: research protocol. BMC palliative care, 14(1), 73.
  2. Joshi, R. (2013). Family meetings An essential component of comprehensive palliative care. Canadian Family Physician, 59(6), 637-639.
  3. Powazki, R., Walsh, D., Hauser, K., & Davis, M. P. (2014). Communication in palliative medicine: a clinical review of family conferences. Journal of palliative medicine, 17(10), 1167-1177.
  4. Rhondali, W., Dev, R., Barbaret, C., Chirac, A., Font-Truchet, C., Vallet, F., ... & Filbet, M. (2014). Family conferences in palliative care: a survey of health care providers in France. Journal of pain and symptom management, 48(6), 1117-1124.
  5. Singer, A. E., Ash, T., Ochotorena, C., Lorenz, K. A., Chong, K., Shreve, S. T., & Ahluwalia, S. C. (2015). A Systematic Review of Family Meeting Tools in Palliative and Intensive Care Settings. American Journal of Hospice and Palliative Medicine, 1049909115594353.
  6. You, J. J., Downar, J., Fowler, R. A., Lamontagne, F., Ma, I. W., Jayaraman, D., ... & Neary, J. (2015). Barriers to goals of care discussions with seriously ill hospitalized patients and their families: a multicenter survey of clinicians. JAMA internal medicine, 175(4), 549-556.
  7. Meeker, M. A., Waldrop, D. P., & Seo, J. Y. (2015). Examining family meetings at end of life: The model of practice in a hospice inpatient unit. Palliative and Supportive Care, 13(05), 1283-1291.
  8. Gritti, P. (2014). The family meetings in oncology: some practical guidelines. Frontiers in psychology, 5.
  9. Washington, K. T., Oliver, D. P., Gage, L. A., Albright, D. L., & Demiris, G. (2015). A multimethod analysis of shared decision-making in hospice interdisciplinary team meetings including family caregivers. Palliative medicine, 0269216315601545.

Resumen a cargo de Ofelia Citlalli López Jiménez (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?