Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Cuidados paliativos y de soporte en paciente hepatópata.

La cirrosis es la representación final de la mayoría de las enfermedades que afectan al hígado, la sobrevida a largo tiempo es pobre y se estima que en pacientes con cirrosis compensada en estadios avanzados ronda por los 12 meses, con riesgo a descompensarse de aproximadamente 5%-7% por año. E¡ trasplante Hepático actualmente es el único tratamiento con fines curativos, pero únicamente menos de 10% de los pacientes tienen acceso a este procedimiento.

En todo paciente con enfermedad terminal existe actualmente la tendencia a tener una planeación para un manejo avanzado de la misma, guiado por metas estandarizadas de tratamiento conformado por equipos multidisciplinarios. De acuerdo con la Organización Mundial de Salud el enfoque de los cuidados paliativos busca mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares que enfrentan una enfermedad avanzada o que limita algún aspecto importante de su vida

Los cuidados paliativos deben de estar presentes desde el inicio y acompañar a los pacientes durante la trayectoria, en caso de ser candidatos, al trasplante hepático, con el objetivo de paliar los síntomas que se presenten durante el proceso, desde el inicio se debe de comentar con el paciente las pautas del tratamiento, la trayectoria de la enfermedad las posibles complicaciones y qué esperar de posibles desenlaces, por su parte el paciente deberá de expresar sus deseos acerca de la calidad de vida y deberán considerarse en todo momento sus valores. La clave del tratamiento es la comunicación que se logra entre el equipo multidisciplinario y con el paciente y su familia.

Debido a que la trayectoria de la enfermedad hepática en muchos casos tiene un curso fluctuante y progresivo, los cuidados paliativos se deberán ir adaptando, con una participación enfocada en los síntomas que se vayan expresando. Conforme se vaya descompensando y volviendo más frágil la balanza entre tratamiento activo y cuidados paliativos se ira inclinando más hacia los cuidados de soporte llegando al punto en dónde ya no tendrán participación los tratamientos modificadores de la enfermedad .

Diversos estudios han demostrado que cuando se cuenta con la participación de cuidados paliativos dentro del plan de manejo avanzado , se observa una reducción en la utilización de los cuidados de la salud, menos ingresos a UTI y por lo tanto disminución global de costos, además mejora el desenlace en cuanto a que los pacientes presentan menor incidencia de ansiedad, depresión e incluso en algunos casos mayor sobrevida, Kelly y colaboradores demostraron que los pacientes con enfermedad hepática que reciben cuidados paliativos dentro de un “Hospice” reportaban una mediana de sobrevida de 15 días comparados con aquellos que no recibieron cuidados paliativos en cuyo caso la mediana fue de < 1 día.

Actualmente existen algunas barreras en cuanto al acceso de cuidados paliativos durante y al final de su enfermedad, algunas de estar razones pueden estar basadas en el hecho de que algunos clínicos presentan conflicto con el termino “cuidados paliativos” como si éste fuese sinónimo de rendirse, lo cual en muchos casos conlleva a futilidad terapéutica en los últimos momentos de la vida, dando como resultado que el paciente no pueda en ocasiones tener una muerte digna y de calidad apegada con sus costumbres y deseos, pero sobretodo con control sintomático.

Otra pregunta que surgen es si el paciente que continua en lista de espera para trasplante hepático deberá de llevar manejo de cuidados paliativos o de soporte. En ambos términos la piedra angular del tratamiento es el manejo sintomático difiriendo uno de otro si continua o no el paciente en tratamiento activo/modificador de la enfermedad. Los pacientes cirróticos en lista de trasplante hepático, al igual que los que ya no se encuentran enlistados por razones de enfermedad avanzada, deterioro clínico , etc presentan descontrol sintomático en aspectos como dolor, náusea, disnea, ansiedad , depresión, anorexia.

Por lo tanto en años futuros el enfoque deberá de estar orientado a manejo conjunto en todo paciente que presente enfermedad hepática , incluyendo a aquellos que se encuentran en lista de espera , y en un futuro analizar si existe mejor pronostico post trasplante en aquellos que reciben manejo sintomático temprano.

Bibliografía

  1. Brisebois A, Ismond KP, Carbonneau M, Kowalczewski J, Tandon P. Advance care planning (ACP) for specialists managing cirrhosis: A focus on patient-centered care. Hepatology. 2018 May;67:2025-2040.
  2. Fricker ZP, Serper M. Current Knowledge, Barriers to Implementation, and Future Directions in Palliative Care for End-Stage Liver Disease. Liver Transpl. 2019 May;25:787-796.
  3. Mazzarelli C, Prentice WM, Heneghan MA, Belli LS, Agarwal K, Cannon MD. Palliative care in end-stage liver disease: Time to do better? Liver Transpl.2018 Jul;24:961-968.
  4. Pai R, Karvellas CJ. Is palliative care appropriate in the liver transplant candidate? Clin Liver Dis (Hoboken). 2015 Jul 28;6:24-26.
  5. Vanbutsele G, Pardon K, Van Belle S, Surmont V, De Laat M, Colman R, Eecloo K, Cocquyt V, Geboes K, Deliens L. Effect of early and systematic integration of palliative care in patients with advanced cancer: a randomised controlled trial. Lancet Oncol. 2018 Mar;19(3):394-404.

Resumen a cargo de Analucía Domínguez Franco (Medicina del Dolor y Paliativa, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


- Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?