Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Cannabinoides en cuidados paliativos.

El dolor es un síntoma común de una amplia variedad de afecciones comunes y la razón principal por la que la mayoría de los pacientes buscan atención médica. El tratamiento farmacológico del dolor puede proporcionar mejoras considerables, incluída la reducción de la intensidad del dolor y el aumento de la función de este. Sin embargo, este beneficio solo es informado por una minoría de pacientes, con la excepción de los pacientes que informan dolor agudo después de la cirugía y dolor por cáncer. El material vegetal de cannabis generalmente contiene más de 450 compuestos diferentes, con más de 100 clasificados como fitocannabinoides. Los 2 fitocannabinoides más estudiados hasta la fecha en el contexto de la investigación médica son delta 9-tetrahidrocannabinol (THC, el principal componente psicoactivo) y cannabidiol (Fisher et al., 2019).

El dolor es común en pacientes con cáncer, particularmente en la etapa avanzada de la enfermedad cuando se estima que la prevalencia es más del 70%. Decepcionadamente, la cantidad y calidad de evidencia que respalda el uso de opioides para el dolor por cáncer es bajo según los informes y resumenes de estudios Cochrane; así como opiniones sistemáticas. En la práctica clínica, sin embargo, la mayoría de los pacientes con cáncer lograrán alivio adecuado del dolor con opioides, pero con un porcentaje pequeño pero significativo para obtener un alivio adecuado del dolor. Hay por lo tanto una necesidad sustancial de nuevos analgésicos y estrategias para aliviar el dolor que pueden complementar eficazmente los opioides en pacientes con alivio insuficiente del dolor por cáncer.

El aumento mundial en el uso del cannabis en el manejo del cancer, es ilustrado por la prevalencia del uso de cannabis medicinal e ilegal por parte de hasta al 40% de los pacientes con cáncer en países donde el acceso legal al cannabis medicinal es disponible, a saber, Canadá e Israel. Hasta la fecha, la cantidad y la calidad.de evidencia para el cannabis medicinal y medicamentos a base de cannabis para el cáncer en el dolor ha sido bajo, con la evidencia comprometida por estudios de corta duración y pequeño número de pacientes, así como un resultado negativo para el alivio del dolor informado por un metanálisis de dos más grandes ensayos. Además, el análisis agrupado de estudios de cannabis medicinal y medicamentos a base de cannabis para el dolor cronico ha enfatizado la alta tasa de fectos adversos con bajos números necesarios para el daño del sistema nervioso central y sus efectos secundarios psiquiátricos. (Häuser et al 2019)

El cannabis y los cannabinoides se discuten como un tratamiento potencial para un amplio espectro de enfermedades y síntomas. Este artículo presenta evidencia actual sobre el uso de cannabis y cannabinoides en cuidados paliativos y brinda información de antecedentes. Para este propósito, se examinó y evaluó la literatura reciente. En general, no hay evidencia de alta calidad para el uso de cannabis y cannabinoides en los cuidados paliativos. Cannabinoides puede considerarse como un intento terapéutico en el tratamiento del dolor por cáncer y el aumento de peso en pacientes con VIH, así como otros síntomas (como náuseas y pérdida de apetito) si los tratamientos establecidos fallan. Se necesitan más estudios que involucren a más pacientes para evaluar el tratamiento potencial del cannabis y los cannabinoides. Sin embargo, las condiciones especiales en el campo de los cuidados paliativos dificultan la realización de estudios de alta calidad. (Rasche et al., 2019)

El cannabis tiene el potencial de modular algunos de los síntomas más comunes y debilitantes del cáncer y sus tratamientos, que incluyen náuseas y vómitos, pérdida de apetito y dolor. Sin embargo, la escasez de evidencia científica sobre la efectividad del cannabis en el tratamiento de estos síntomas en pacientes con cáncer plantea un desafío para los médicos al discutir esta opción con sus pacientes. Se realizó una revisión utilizando palabras clave relacionadas con el cannabis y los síntomas importantes del cáncer y sus tratamientos. La literatura se revisó cualitativamente desde modelos preclínicos hasta ensayos clínicos en los campos del cáncer, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la esclerosis múltiple, la enfermedad inflamatoria intestinal, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y otros, para informar con prudencia el uso de cannabis en cuidados de apoyo y paliativos en cáncer.

Existe una cantidad razonable de evidencia para considerar el cannabis para las náuseas y los vómitos, la pérdida de apetito y el dolor como complemento de los tratamientos de primera línea. Existe evidencia prometedora para tratar la neuropatía periférica inducida por la quimioterapia, el malestar gastrointestinal y los trastornos del sueño, pero la literatura es, por lo tanto, demasiado limitada para recomendar el cannabis para estos síntomas. Existe poca evidencia, aún más controvertida, con respecto al cannabis para el deterioro cognitivo relacionado con el cáncer y el tratamiento, la ansiedad, la depresión y la fatiga. Los efectos adversos del cannabis están documentados, pero tienden a ser leves. El cannabis tiene beneficios bioactivos potenciales multifacéticos que parecen superar sus riesgos en muchas situaciones. (Kleckner et al., 2019)

Finalmente en un estudio realizado por Amato en 2017; incluyó 41 ensayos (4.550 participantes); 15 estudios consideraron la eficacia y la seguridad del cannabis para pacientes con esclerosis múltiple, 12 para pacientes con dolor crónico y 14 para pacientes con cáncer que reciben quimioterapia. Los estudios incluidos se publicaron entre 1975 y 2015, y la mayoría de ellos se realizaron en Europa. Juzgamos que casi el 50% de estos estudios tenían bajo riesgo de sesgo. La gran mayoría (80%) de las comparaciones fueron con placebo; solo 8 estudios incluyeron pacientes con cáncer que recibieron quimioterapia comparando el cannabis con otros medicamentos antieméticos. Con respecto a la eficacia del cannabis (en comparación con el placebo) en pacientes con esclerosis múltiple, la confianza en la estimación fue alta a favor del cannabis por la espasticidad (escala de calificación numérica y escala analógica visual, pero no la escala de Ashworth) y el dolor. Para el dolor crónico y neuropático (en comparación con placebo), hubo evidencia de un pequeño efecto; sin embargo, la confianza en la estimación es baja y estos resultados no pueden considerarse concluyentes.

Existe incertidumbre sobre si el cannabis, incluidos los extractos y tinturas, en comparación con el placebo u otros medicamentos antieméticos reduce las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer que requieren quimioterapia, aunque la confianza en la estimación del efecto fue baja o muy baja. En los estudios incluidos, se informaron muchos eventos adversos y ninguno de los estudios evaluó el desarrollo de abuso o dependencia. En comparación con el placebo u otros medicamentos antieméticos reduce las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer que requieren quimioterapia, aunque la confianza en la estimación del efecto fue baja o muy baja. En los estudios incluidos, se informaron muchos eventos adversos y ninguno de los estudios evaluó el desarrollo de abuso o dependencia. En comparación con el placebo u otros medicamentos antieméticos reduce las náuseas y los vómitos en pacientes con cáncer que requieren quimioterapia, aunque la confianza en la estimación del efecto fue baja o muy baja. En los estudios incluidos, se informaron muchos eventos adversos y ninguno de los estudios evaluó el desarrollo de abuso o dependencia.

Bibliografía

  1. Fisher, E., Eccleston, C., Degenhardt, L., Finn, DP, Finnerup, NB, Gilron, I., ... Moore, RA (2019). Cannabinoides, cannabis y medicamentos a base de cannabis para el tratamiento del dolor: un protocolo para una visión general de las revisiones sistemáticas y una revisión sistemática de ensayos controlados aleatorios. Informes de dolor , 4 (3), e741. doi: 10.1097 / PR9.0000000000000741
  2. Häuser, W., Welsch, P., Klose, P. y col. Schmerz (2019) Efficacy, tolerability and safety of cannabis-based medicines for cancer pain. 33: 424. https://doi.org/10.1007/s00482-019-0373-3
  3. Kleckner, A. S., Kleckner, I. R., Kamen, C. S., Tejani, M. A., Janelsins, M. C., Morrow, G. R., & Peppone, L. J. (2019). Opportunities for cannabis in supportive care in cancer.
  4. Therapeutic advances in medical oncology, 11, 1758835919866362. doi:10.1177/1758835919866362
  5. Laura Amato, Silvia Minozzi, Zuzana Mitrova, Elena Parmelli, Rosella Saulle, Fabio Cruciani, Simona Vecchi, Marina Davoli. Revisione sistematica sull'efficacia terapeutica e la sicurezza della cannabis per i pazienti affetti da sclerosi multipla, dolore neuropatico cronico e pazienti oncologici che assumono chemioterapie.
  6. Epidemiol Prev. 2017 Sep-Dec; 41(5-6): 279–293. doi: 10.19191/EP17.5-6.AD01.069
  7. Rasche, T., Emmert, D., Radbruch, L., Conrad, R., & Mücke, M. (2019). Cannabis und Cannabinoide in der Palliativversorgung. 830–835. https://doi.org/10.1007/s00103019-02967-1

Resumen a cargo de Lourdes Margarita Mendivez Espinoza (Rotante - Medicina del Dolor y Paliativa, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


- Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?