Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Clasificando el dolor crónico.

El dolor, es una de las causas más frecuentes para buscar atención médica. Es la razón principal de discapacidad y sufrimiento. El dolor per se, en conjunto con la mayoría de enfermedades asociadas a dolor crónico, no coloca en peligro inmediato la vida; la gente, continua viviendo con su dolor, una condición común en todos los estratos sociales, en todos los países.

De todo el grupo de dolor crónico, el dolor de espalda, es la causa más frecuente de años perdidos por discapacidad, un resultado reportado en 2013, en el estudio global del impacto de las enfermedades, realizado en 188 países (34). Otras causas frecuentes de discapacidad, incluyen el dolor de cuello, migraña, osteoartritis, otras enfermedades músculo esqueléticas y cefalea por medicamentos.

El dolor crónico, es una condición de largo plazo, que requiere su atención y manejo especial. Ya sea parte de una condición crónica e.g., polineuropatía diabética, osteoatritis; o como una enfermedad primaria, e.g., fibromialgia, síndrome doloroso regional complejo.

En 2019, la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP, por sus siglas en inglés), publicó una clasificación de dolor crónico, con el objetivo de crear un sistema de clasificación aplicable en el ámbito clínico, por especialistas de dolor y de la atención primaria. Esta clasificación, identifica las enfermedades primarias de dolor crónico y las causas secundarias de síndrome de dolor crónico. También, provee de definiciones precisas y caracteriza el dolor por severidad, temporalidad y evidencia de factores psicológicos y sociales.

En esta clasificación, dividen el dolor crónico en 7 subgrupos, con base a los patrones clínicos más relevantes, de acuerdo a un consenso de expertos, coordinado por el dr Rolf-Detlef Treede: 1) Dolor crónico primario; 2) Dolor crónico relacionado a cáncer; 3) dolor crónico posoperatorio o dolor postraumático; 4) dolor neuropático crónico; 5) Cefalea crónica secundaria o dolor orofacial; 6) dolor crónico visceral secundario; 7) Dolor crónico músculo-esquelético secundario.

1. Síndrome de dolor crónico primario.

Dolor crónico primario, se define como dolor en una o más regiones anatómicas que persisten o recurren por más de 3 meses y está asociado con estrés emocional o incapacidad funcional ( interferencia con actividades de la vida diaria y participación en los roles sociales), que no pueden explicarse mejor por alguna otra condición crónica.

Esta categoría, puede subdividirse en otras categorías: 1) dolor crónico diseminado e.g., fibromialgia; 2) Síndrome de dolor regional complejo; 3) Cefalea crónica primaria o dolor orofacial primario; 4) Dolor crónico visceral primario e.g., síndrome de intestino irritable; 5) Dolor crónico músculo-esquelético primario e.g., dolor lumbar no específico.

2. Síndrome de dolor crónico secundario.

Son los síndromes de dolor crónico, asociados a otras enfermedades como causa principal, en donde el dolor, se presentó inicialmente como un síntoma parte de la entidad. La importancia de este diagnóstico, es reconocer que el dolor se volvió una enfermedad per se, que puede continuar a pesar del manejo adecuado de la enfermedad asociada y que debe de recibir atención y tratamiento especializado.

3. Síndrome de dolor crónico asociado a cáncer.

Es el dolor causado por el cáncer per se (e.g., por el tumor primario, metástasis) o por su tratamiento (cirugía, quimioterapia o radioterapia). El dolor es un síntoma frecuente y discapacitante en los pacientes con cáncer y la prevalencia de dolor crónico cada vez es más evidente en sujetos sobrevivientes al cáncer.

4. Dolor crónico postquirúrgico o postraumático.

Es el dolor que persiste después del período de recuperación normal. En este apartado, también se utiliza el período de 3 meses como punto de corte para determinar dolor crónico. Las entidades diagnósticas de este apartado, se dividen acuerdo al evento que lo inició si es un trauma quirúrgico o no.

5. Dolor crónico neuropático.

Es el dolor causado por lesión o enfermedad del sistema nervioso somatosensorial. Se puede dividir en dolor periférico y central. El diagnóstico, requiere: 1) antecedente de lesión del sistema nervioso e.g., por infarto, trauma nervioso, neuropatía diabética; 2) Una distribución neuroanatómica plausible del dolor. Para identificar dolor neuropático definitivo, es necesario demostrar que existe una lesión nerviosa, ya sea por imagen, biopsia o estudios de neuroconducción.

6. Dolor crónico por cefalea secundaria u orofacial secundario.

La cefalea crónica y el dolor facial crónico, se definen como aquel dolor que dura más de dos horas por día con al menos 50% en los últimos 3 meses.

7. Dolor crónico visceral secundario.

Se define como el dolor persistente o recurrente que se origina de los órganos internos de la cabeza, cuello, cavidad del tórax, abdomen o pelvis. El dolor generalmente se percibe en los tejido somáticos de la pared de la cavidad (e.g., piel, tejido subcutáneo y músculo), en las áreas que reciben la misma inervación sensorial que los órganos internos afectados (i.e., dolor visceral referido). Este grupo, puede dividirse de acuerdo al mecanismo principal de afectación: 1) mecanismos físicos e.g., tracción u obstrucción; 2) mecanismos vasculares e.g., isquemia, trombosis; 3) Inflamación persistente.

8. Dolor crónico músculo-esquelético secundario.

Se define como el dolor persistente o recurrente que se desarrolla a partir de una enfermedad que afecta los huesos, articulaciones, músculos o tejidos blandos relacionados. El dolor puede ser 1) espontáneo; 2) inducido al movimiento. También, puede dividirse por el mecanismo que lo genera: 1) inflamación persistente de etiología infecciosa, autoinmune, metabólica; 2) cambios estructurales que afectan los huesos, articulaciones, tendondes y músculos e.g., osteoartriris sintomática; 3) Secundario a enfermedades del sistema nervioso motor e.g., espasticidad por lesión de médula espinal en enfermedad de Parkinson.

Bibliografía

  1. Treede RD et al. Chronic pain as a symptom or a disease: the IASP Classification of Chronic Pain for the International Classification of Diseases (ICD-11). Pain, 2019.
  2. Rice ASC, Smith BH, Blyth FM. Pain and the global burden of disease. Pain 2016;157:7916.

Resumen a cargo de José Miguel Rodríguez Castañón (Medicina del Dolor y Paliativa, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


- Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?