Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Uso de antibióticos en Cuidados Paliativos.

En la enfermedad avanzada como cáncer, demencia, y enfermedades neurodegenerativas decisiones importantes se deben de hacer para tener un plan global de tratamiento. Las infecciones, son muy comunes en este tipo de pacientes que típicamente tiene múltiples comorbilidades que son incluso incapacitantes. Estas infecciones, en su mayoría serían tratadas con antibióticos, puesto que es un procedimiento médico estándar.(Macedo & Bonito, 2019)

Para el profesional de la salud, la decisión de cuando tratar, con que tratar, y cuando retirar un tratamiento puede ser difícil. De hecho, en cuidados paliativos el reto es balancear el cuidado y tratamiento de los síntomas con el uso racional y responsable de los antibióticos. El tratamiento antibiótico puede aliviar síntomas relacionados ala infección y hacer a los pacientes sentirse más cómodos, por otro lado, el sobreuso puede traer problemas de salud pública.(Macedo et al., 2018)

Se considera que el sobreuso de los antibióticos un problema de salud pública, siendo estos de los grupos de medicamentos más prescritos. En asilos se ha observado que representan más del 15% de los medicamentos de los cuales el 40-75% se utilizan de manera inapropiada. (Macedo et al., 2018)

Lee y colaboradores menciona ciertas situaciones que favorecen un mal uso de los antibióticos, por ejemplo: que los pacientes terminales tienen imnuno compromiso que favorece las infecciones, la dificultad de negar un tratamiento y el sentimiento de culpa así como otras dificultades que tiene la administración como el costo del medicamento, el costo de los estudios de laboratorio , el potencial de efectos adversos e interacciones medicamentosas, así como el desarrollo de organismos resistentes.(Mitchell et al., 2014)

Macedo y colaboradores concluyen que los pacientes paliativos oncológicos tienen una frecuencia de infecciones de alrededor 50%. De las infecciones diagnosticadas 71.6% fue tratada con antibióticos, el sitio de infección más frecuente fue el tracto urinario y las vías respiratorias bajas. El microorganismo más frecuente fue S. aureus y E. Coli. Y el antibiótico mas usado fueron las fluoroquinolonas y el Trimetoprim sulfametoxazol. Las principales desventajas de estas acciones fue el costo, los efectos adversos, las interacciones medicamentosas, infección por clostridium difficile y el desarrollo de organismo multidrogo resistentes y dentro de las principales causas de retiro fueron los efectos adversos, el deseo de los familiares, deterioro del estado general del paciente y falla terapéutica.

Bagban y colaboradores hablan acerca del uso de ATB en enfermedades malignas avanzadas y demencia avanzada, con un rango de prescripción de ATB arriba del 88% y una causa importante de prescripción es la fiebre neoplásica, caracterizada por pocos síntomas y buena respuesta a los AINE.

Los pacientes terminales reciben una aproximado ATB IV en un 82 % de los casos con el riesgo de flebitis, inflamación e infección local, así como el riesgo de bacteriemia. (Merel, Meier, McKinney, & Pottinger, 2016) Stone menciona que el 59% de los residentes de asilo están infectados por microrganismo multidrogo resistentes y se estima que de estos el 82% son S. aureus resistentes a meticilina.(Merel et al., 2016)(Macedo et al., 2018)

Steen evaluó la intervención de pacientes con demencia avanzada y neumonía, donde el 90% los ATB fueron iniciados y la decisión fue tomada por el médico sin pedir la opinión de la familia y el 10% fue suspendido por petición de esta. Hendrick concluyó que en los asilos el tratamiento más prescrito fue ATB en un 24.2%, y la neumonía fue la causa más frecuente en un 50.6% seguido de la infección de vías urinarias en un 33.8%, la decisión de o iniciar tx se presentó en un 10.3% y el retiro en un 9.4% de los casos.

No hay guías al respecto del uso de ATB en cuidados paliativos, sigue siendo un tema polémico con connotaciones bioéticas. Se considera que pacientes con infecciones dolorosas, infección de herida o bacteriemia deben de recibir tratamiento ATB para confort. Los parámetros de inflamación elevados no son el único criterio para considerar tratar o no una infección y usar ATB. El planear y discutir con familiares y paciente el uso de ATB debe formar parte de la planeación de tratamiento.

Bibliografía

  1. Dyer, J., Vaux, L., Broom, A., & Broom, J. (2019). Antimicrobial use in patients at the end of life in an Australian hospital. Infection, Disease and Health, 24(2), 92–97. https://doi.org/10.1016/j.idh.2018.12.001
  2. George, R., Prasoona, T. S., Kandasamy, R., Cherian, R., Celine, T., Jeba, J., … Mathew, D. (2017). Improving malodour management in advanced cancer: A 10-year retrospective study of topical, oral and maintenance metronidazole. BMJ Supportive and Palliative Care, 7(3), 286–291. https://doi.org/10.1136/bmjspcare-2016-001166
  3. Macedo, F., & Bonito, N. (2019). Current opinion about antimicrobial therapy in palliative care: an update. Current Opinion in Oncology, 31(4), 299–301. https://doi.org/10.1097/CCO.0000000000000514
  4. Macedo, F., Saraiva, N., Bonito, N., Nunes, C., Ladeira, K., Pinho, F., … Gonçalves, F. (2018). Antimicrobial therapy in palliative care: an overview. Supportive Care in Cancer, 26(5), 1361–1367. https://doi.org/10.1007/s00520-018-4090-8
  5. Merel, S. E., Meier, C. A., McKinney, C. M., & Pottinger, P. S. (2016). Antimicrobial Use in Patients on a Comfort Care Protocol: A Retrospective Cohort Study. Journal of Palliative Medicine, 19(11), 1210–1214. https://doi.org/10.1089/jpm.2016.0094
  6. Mitchell, S. L., Givens, J. L., Habtemariam, D., Kiely, D. K., D’Agata, E., Shaffer, M. L., & Loeb, M. B. (2014). Infection management and multidrug-resistant organisms in nursing home residents with advanced dementia. JAMA Internal Medicine, 174(10), 1660–1667. https://doi.org/10.1001/jamainternmed.2014.3918
  7. Stiel, S., Krumm, N., Pestinger, M., Lindena, G., Nauck, F., Ostgathe, C., … Elsner, F. (2012). Antibiotics in palliative medicine-results from a prospective epidemiological investigation from the HOPE survey. Supportive Care in Cancer, 20(2), 325–333. https://doi.org/10.1007/s00520-011-1084-1
  8. Yao, C. A., Hsieh, M. Y., Chiu, T. Y., Hu, W. Y., Hung, S. H., Chen, C. Y., & Lee, L. T. (2015). Wishes of Patients With Terminal Cancer and Influencing Factors Toward the Use of Antibiotics in Taiwan. American Journal of Hospice and Palliative Medicine, 32(5), 537–543. https://doi.org/10.1177/1049909114540033

Resumen a cargo de Karla Eugenia Jarquín Solís (Medicina del Dolor y Paliativa, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


- Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?