Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión bibliográfica

Revisión bibliográfica: Religiosidad, espiritualidad y planificacion al final de la vida.

Los pacientes con cáncer avanzado, se enfrentan a malestar físico, social y emocional, también muchos de sus cuidadores. Tanto la espiritualidad como la religiosidad son importantes para los pacientes y sus familias. Algunas investigaciones se han centrado en los aspectos espirituales del sufrimiento tanto del paciente como en sus cuidadores, en el entorno de cuidados paliativos.

La definición de espiritualidad: es aquello que da sentido trascendente a la vida. Buscan y encuentran la vinculación con uno mismo, la conexión con los demás, a la naturaleza, y al ser importante o sagrado.

Se define religiosidad: como una construcción de creencias, textos, y rituales que una comunidad comparte en particular, y que permite la conceptualización y expresión de la espiritualidad.

El Instituto Nacional de Cáncer, define religiosidad como un conjunto de creencias y prácticas relacionadas con un credo o denominación. Y espiritualidad como la búsqueda del último sentido a través de la religión u otro tipo de caminos. Se puede ser espiritual, sin tener que regirse en una religión.

La espiritualidad y la religiosidad son cada vez más importantes en aquellos pacientes que se acercan al final de la vida, ya que influyen en la calidad de vida, calidad de atención y satisfacción.

Se habla de un tercer concepto, el dolor espiritual, el cual no está bien definido, sigue siendo una entidad parecida al sufrimiento y angustia, y lo opuesto seria el bienestar espiritual.

El dolor espiritual se identifica por:
- La pérdida de la personalidad.
- Desesperación, agitación, ansiedad, ira, miedo, insomnio, inquietud.
- Los sentimientos de abandono por parte de Dios.
- Las solicitudes de suicidio asistido.
- La negativa a tomar medicación para el dolor.
- La falta de compromiso con las actividades que aportan el confort o la alegría.
- Las declaraciones acerca de "no querer ser una carga".
- Lenguaje metafórico o simbólico de socorro o de lo que sugiere problemas no resueltos.
- El dolor no se alivia.
- Negación de la enfermedad o de la realidad del pronóstico.
- Las luchas de poder con los cuidadores o familiares.
- Desesperadamente busca el consejo de todo el mundo.
- El aislamiento, el retiro de las relaciones primarias.

Uno de los principales objetivos en los cuidados paliativos es aliviar el sufrimiento de los pacientes que viven con enfermedades como el cáncer.

Saunders y Heyse-Moore conceptualizaron dolor espiritual como parte del total dolor. Mako et al, lo define como un dolor profundo que no es físico, y se pueden identificar tres dominios de expresión: 1) conflicto intrapsíquico, 2) pérdida o conflicto interpersonal, y 3) conflicto en relación a lo divino.

Millspaugh vió que el dolor espiritual y el sufrimiento son idénticos, lo define como un complejo de interacciones entre diversos factores, incluyendo la conciencia de la muerte, la pérdida de las relaciones, de sí mismo, de los objetivos, la pérdida del control. Murata, lo define como el dolor causado por la extinción del ser.

En el Manual de la Religión y de la Salud, Koening et al destacan igualmente la superposición y las distintas características de la religión y la espiritualidad, ya teniendo los conceptos claros se utiliza R/E (religiosidad/espiritualidad) para hablar de ambos dominios, y sólo se separan cuando se hablan de actividades individuales (ej: apoyo espiritual, actividades religiosas).

Entre el 50 y 95% de los pacientes con cáncer avanzado, ven la R/E como una experiencia personal; y se ha demostrado un mejor afrontamiento a la enfermedad y en la calidad de vida.

Dentro de los dominios de prácticas clínicas, en algunos lugares incluyen la atención R/E, atendiendo las necesidades del paciente en un entorno clínico. Sin embargo, poco se sabe acerca de cómo las influencias de las enfermedades potencialmente mortales y el apoyo de las necesidades espirituales, pueda afectar el final de la vida.

Con más frecuencia, el personal médico reconoce el beneficio de las prácticas religiosas y espirituales, en el mundo de los paliativos. Luzia Travado et al, evaluó la relación que tiene la espiritualidad en la dimensión psicosocial de pacientes con cáncer, en las ciudades de Italia, España, Portugal y Suiza. Los pacientes con creencias espirituales reportan menores tasas de depresión y ansiedad, así como mayor aceptación de su enfermedad. La espiritualidad es frecuente en entre los pacientes con menor nivel educativo y parece jugar un papel protector hacia la morbilidad psicológica, específicamente la depresión. Correlacionando un espíritu de lucha.

Bibliografía

  • Kyle E. Karches, et al, Original Article, Religiosity, Spirituality, and End-of-Life Planning: A Single-Site Survey of Medical Inpatients, Journal of Pain and Symptom Management. Vol. - No. - - 2012.
  • Marvin O. Delgado-Guay, et al, Original Article, Spirituality, Religiosity, and Spiritual Pain in Advanced Cancer Patients, Journal of Pain and Symptom Management Vol. 41 No. 6 June 2011.
  • Ms. Mounica Vallurupalli, BS, Ms. Katharine Lauderdale. The Role of Spirituality and Religious Coping in the Quality of Life of Patients With Advanced Cancer Receiving Palliative Radiation Therapy. Support Oncol. 2012 ; 10(2): 81-87.
  • J. Mark Lazenby. On "spirituality". "religion", and "religions": A concept analysis. Palliative and Supportive Care (2010), 8, 469-476.
  • Daniel P. Sulmasy, MD, PhD* Spirituality, Religion, and Clinical Care. Chest journal 2009.
  • Puchalski C, Ferrell B, Virani R, et al. Improving the quality of spiritual care as a dimension of palliative care: the report of the consensus conference. J Palliat Med 2009;12:885-904.
  • Luzia Travado, ph.d.,1 Luigi Grassi. Do spirituality and faith make a difference? Report from the Southern European Psycho-Oncology Study Group. Palliative and Supportive Care (2010), 8, 405-413.

Resumen a cargo de Marilú Mariaca (Algología, INCMNSZ).

Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?