Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Burnout en Médicos de Cuidados Paliativos.

Se entiende como burnout al fenómeno psicológico que se desarrolla por la exposición continua al estrés laboral. El cual ha sido objeto de estudio para muchas investigaciones en la actualidad (Sansó et al., 2015), por sus diferentes consecuencias en el desarrollo y desempeño de aquellos que brinden un servicio a otras personas. Entre dichas consecuencias, se encuentran: menor cuidado al ejecutar tareas, más errores médicos y la expresión de menor empatía (Back, Steinhauser, Kamal & Jackson, 2016; Kamal et al., 2016; Pérez et al., 2015).

La evidencia de burnout en médicos es basta, se estima que su prevalencia es alta en comparación con otras profesiones, sin embargo, en cuidados paliativos esto no ha quedado muy claro, pues aunque el médico paliativista, por lo general, se encuentra en un ambiente de alto estrés, no tiene una consciencia o conocimiento del burnout, generando creencias alrededor de este constructo y pudiendo vulnerabilizarlos a sus efectos. Se ha encontrado que el personal médico menciona tener un buen estado de salud, pero no se percatan de que puede existir un agotamiento, que carecen de habilidades de resiliencia, o en caso de detectar estrés laboral no saber que hacer al respecto (Pérez et al., 2015).

En los estudios que se han realizado sobre burnout en médicos paliativistas, se han encontrado que hasta el 63% de los mismos pueden presentar signos de estrés laboral (Koh et al., 2015), siendo una prevalencia más alta que otras especialidades médicas, y una de las principales razones de deseo de deserción laboral (Back, Steinhauser, Kamal & Jackson, 2016), sin embargo, estos resultados aun no son contundentes, pues se ha encontrando, que dependiendo del lugar donde se haga el estudio, los resultados que se obtienen (Kamal et al., 2016).

Estas diferencias por región se cree se deben a tres factores que Pérez y colaboradores enmarcan, los cuales son:



Más allá de las características generales que se enlistaron, se han realizado estudios cualitativos, donde se resalta que el impacto no solo son cuestiones personales, sino también las institucionales y el conflicto conceptual, cultural y laboral de lo que significa ser un médico paliativista, ya que se ejerce una presión en ellos, en cuanto a expectativas, pacientes que deben atender y problemas a resolver. Junto con las creencias culturales que rodean al concepto burnout y Back, Steinhauser, Kamal y Jackson (2016) mencionan que las principales son:

  1. A nivel individual.
    1. La energía que se tiene es limitada y el agotamiento ocurre cuando dicha energía se acabo y al llegar este momento, ya no se puede realizar cambio alguno (se acabó para siempre). Esta creencia es mentira porque se sabe que las habilidades a utilizar en el trabajo pueden incrementarse siempre que se entrenen y practiquen.
    2. Cuando existe cansancio, es mejor resistir y continuar trabajando, pensando en que así el trabajo acabará más rápidamente. Esta creencia también es mentira porque se sabe que una persona puede rendir mejor al hacer pausas breves; mejorando la eficacia y productividad esperada.
  2. A nivel sistema se tiene la creencia de que los médicos son responsables de saber lidiar con el estrés vivido en la institución donde laboren, y que el lidiar con él, debe hacerse fuera del espacio de trabajo. Lo cual es mentira, pues se pueden generar condiciones de trabajo que eviten la creación o fomento de espacios estresantes.

Debido a lo anterior se destaca que se debe ayudar al clínico a tener habilidades de resiliencia bien desarrolladas y se debe procurar los espacios de trabajo en un sistema que esté diseñado para maximizar el compromiso laboral (Kamal et al., 2016). Algunas de las intervenciones que han mostrado eficacia, son mediante el uso de mindfulness, pero también se sugiere la terapia cognitivo conductual y la psicología positivista pueden contribuir a la prevención del burnout (Sansó et al., 2015).

Se han identificado seis áreas del entorno de trabajo relevantes para la forma en que los médicos experimentan las demandas laborales: carga de trabajo, sentido de control, recompensa al buen esfuerzo, comunidad de trabajo, equidad en las actividades y valores dentro del sistema (Koh et al., 2015). Donde la ventaja más importante es aumentar la capacidad que los clínicos tienen para manejar situaciones estresantes aprovechando habilidades específicas de resiliencia en lugar de sentir que carecen de carácter, pues, sin importar cuánta experiencia se tenga, o cuán sólidas sean las habilidades de afrontamiento, siempre existe el riesgo de estresarse en el trabajo (Sansó et al., 2015).

Comprender esto puede evitar que algunos médicos catastroficen sobre su propio futuro y les permita desenvolverse con mayor éxito y satisfacción en el trabajo. Esperando que en el futuro los médicos vean las habilidades de resiliencia como iguales en importancia a las habilidades de comunicación y manejo de síntomas como los cimientos de la experiencia en Cuidados Paliativos (Back, Steinhauser, Kamal & Jackson, 2016).

Bibliografía

  1. Sansó, N., Galiana, L., Oliver, A., Pascual, A., Sinclair, S., & Benito, E. (2015). Palliative Care Professionals' Inner Life: Exploring the Relationships Among Awareness, Self-Care, and Compassion Satisfaction and Fatigue, Burnout, and Coping With Death. Journal Of Pain And Symptom Management, 50(2), 200-207. doi: 10.1016/j.jpainsymman.2015.02.013
  2. Koh, M., Chong, P., Neo, P., Ong, Y., Yong, W., & Ong, W. et al. (2015). Burnout, psychological morbidity and use of coping mechanisms among palliative care practitioners: A multi-centre cross-sectional study. Palliative Medicine, 29(7), 633-642. doi: 10.1177/0269216315575850
  3. Kamal, A., Bull, J., Wolf, S., Swetz, K., Shanafelt, T., & Ast, K. et al. (2016). Prevalence and Predictors of Burnout Among Hospice and Palliative Care Clinicians in the U.S. Journal Of Pain And Symptom Management, 51(4), 690-696. doi: 10.1016/j.jpainsymman.2015.10.020
  4. Perez, G., Haime, V., Jackson, V., Chittenden, E., Mehta, D., & Park, E. (2015). Promoting Resiliency among Palliative Care Clinicians: Stressors, Coping Strategies, and Training Needs. Journal Of Palliative Medicine, 18(4), 332-337. doi: 10.1089/jpm.2014.0221
  5. Back, A., Steinhauser, K., Kamal, A., & Jackson, V. (2016). Building Resilience for Palliative Care Clinicians: An Approach to Burnout Prevention Based on Individual Skills and Workplace Factors. Journal Of Pain And Symptom Management, 52(2), 284-291. doi: 10.1016/j.jpainsymman.2016.02.002

Resumen a cargo de Yosemit Valencia Flores (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


- Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?