Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Dolor nociplástico - Un nuevo término en el diccionario de la IASP.

Actualmente estamos ante una era que nos enfrenta a cambios y nuevos retos en el estudio del dolor, tanto en sus definiciones, fisiopatología y tratamiento. En diciembre 14 de 2017, fué aceptado por La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP) un nuevo término: “Dolor nociplástico”, aunque resulta controversial, ya que su aceptación por el gremio de los profesionales del estudio del dolor, existen opiniones divididas, lo que resulta un hecho es ya es parte del glosario de términos de la IASP. Por este motivo nos vemos obligados a tener conocimiento y entender cada vez más, el nacimiento y en que consiste dicha definición.

Dolor nociplástico es aquel dolor que surge de la nocicepción alterada a pesar de que no hay evidencia clara de daño tisular real o amenazado que cause la activación de nociceptores periféricos o evidencia de enfermedad o lesión del sistema somatosensorial que causa dolor. (1) Este término está diseñado para contrastar con el dolor neuropático. Se usa para describir el dolor que ocurre en un sistema nervioso somatosensorial que funciona normal, para diferenciar el mal funcionamiento ó anormal que se observa en el dolor neuropático. (3)

Aunque la literatura al momento aún sigue siendo limitada, el término “dolor nociplastico” nace de un reto para poder definir el origen algológico de algunos tipos de patologías, pero es cierto que aún faltan nuevas investigaciones, evidencia y sobre todo reclasificaciones, aunque dicho término presume ser un parte aguas en el avance de la fisiopatología del dolor así como en el diagnóstico algológico de diversas enfermedades. (6)

Uno de los adelantos que tenemos es, con respecto a la colaboración de los autores S. Perrot y M Cohen asociados con la IASP y la OMS, donde se presentarán algunas reformas taxonómicas, como lo son dolor musculoesquelético crónico por inflamación persistente; dolor musculoesquelético crónico asociado con cambios estructurales; dolor musculoesquelético crónico debido a la enfermedad del sistema nervioso; y dolor musculoesquelético primario crónico (que incluye dolor espinal y dolor generalizado). Por otra parte estará la clasificación por mecanismos de dolor e identifica afecciones caracterizadas por dolor nociceptivo e hiperalgesia primaria y aquellas caracterizadas por dolor nociplástico e hiperalgesia secundaria. En dicho trabajo los autores sostienen que la dimensión somática de las afecciones del dolor musculoesquelético se conceptualiza mejor incorporando la fisiopatología subyacente del dolor. Esta nueva terminología no es mutuamente excluyente y probablemente puedan integrarse con fines clínicos, no solo en las clínicas de dolor sino también en los entornos al área de reumatología. Aunque se refieren a la dimensión somática o biomédica de la experiencia compleja del dolor musculoesquelético, pueden integrarse fácilmente con los ejes psicológicos y sociales de la evolución de la taxonomía. (6).

Entendiendo el origen.

Desde hace varios años tenemos la clasificación de la IASP donde explica dos grandes tipos de dolor: el dolor de tipo nociceptivo que surge de varios tipos de problemas en los tejidos, secunadrio a la información del cerebro por el sistema nervioso. La definición formal es: "Dolor que surge del daño real o potencial en un tejido no neural, o descrito en términos de dicho daño, que es secundario a a la activación de nociceptores; entendiéndose como nociceptor a las terminaciones nerviosas que detectan daño tisular. (1)

Por otra parte tenemos al dolor neuropático, que es aquel causado por una lesión o enfermedad del sistema nervioso somatosensorial, es importante recalcar que este tipo de dolor es una descripción clínica (y no un diagnóstico) que requiere una lesión demostrable o una enfermedad que satisfaga los criterios de diagnóstico neurológico establecidos. (1)

Lo que resulta controversial es que estas dos definiciones podrían llegar a superponerse. Ya que algunos problemas médicos, como las lesiones, pueden afectar tanto a los nervios mismos como a otros tejidos, causando ambos tipos de dolor. Algunos autores citan como ejemplo de esta entidad el dolor por migraña. (2).

Continuando con el debate también existen más criterios que apoyan lo antes mencionando, para ello es necesario hacer una breve reseña de a definición formal de dolor, donde se enfatiza la naturaleza subjetiva y experiencial, definiendo al dolor como "Una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con daño tisular real o potencial, o descrito en términos de dicho daño (1), pero que sucede si el sistema nervioso en sí está dañado, el cerebro realmente puede realmente reaccionar de forma diferente, como es el caso de dolor por miembro fantasma. Aunado a esto también es bien sabido que las señales de dolor emitidas por el sistema nervioso pueden verse alteradas por estados de ánimo, ansiedad, depresión, fatiga etc. (4)

De lo anterior mencionado, es el origen de la categoría de “otros tipos de dolor”, ya que algunos tipos comunes de dolor no son adecuados para ninguna de las dos categorías oficiales. (2) Ejemplos de esto han existido y perdurado a lo largo del tiempo como son: fibromialgia, síndrome de dolor regional complejo, dolor lumbar crónico inespecífico, síndrome de intestino irritable, y otros muchos trastornos de dolor visceral funcional.

El término nociplástico tiene su origen con la redefinición del dolor neuropático, que excluye específicamente el concepto de "disfunción", ya que esto ha dejado a un gran grupo de pacientes sin un descriptor fisiopatológico válido para su experiencia de dolor (7). Este grupo comprende a los pacientes que no tienen ni activación obvia de los nociceptores, ni un dolor neuropático demostrable; pero que sí presentan los hallazgos clínicos y psicofísicos que sugieren una función nociceptiva alterada.

En el artículo original de los investigadores Kosek E, Cohen M, Baron R, et al. Se propusieron varios adjetivos antes del concepto aceptado por la IASP y éstos incluían:

Nociplástico: buscando hacer referencia a una plasticidad nociceptiva, para expresar el cambio en la función de las vías nociceptivas.

Algopático: del griego “algos” = dolor; aunado a "patético" (del griego "patheia" para el sufrimiento), resultando como una percepción patológica; sensación de dolor no generado por una lesión.

Y por último "Nocipatetic"o refiriéndose a una patología nociceptiva, como denotación a un estado patológico de nocicepción. (7)

Lo que es importante recalcar es que todos los términos anteriores en el artículo original hacen referencia que el término está destinado al uso clínico, y no para un diagnóstico, ni mucho menos como un sinónimo de "sensibilización central de la nocicepción", que es un concepto meramente neurofisiológico. (7)

En conclusión, afortunadamente, la nueva definición de dolor puede resultar como motivo de estímulo para analizar con más detalle y proporcionar información para la realización de nueva evidencia; estudios que pretendan evaluar de forma más amplia la patogénesis de algunas entidades algológicas. Aunque actualmente, todavía falta tiempo para familiarizarse con los nuevos términos proporcionados por La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), es de suma importancia su conocimiento y estudio, por ello se presenta la anterior revisión.

Bibliografía

  1. International Association for the Study of Pain. IASP Pain Terminology2017: Available from: https://www.iasp-pain.org/Taxonomy?navItemNumber=576#backtotop
  2. Paul Ingraham. The Basic Types of Pain Nociceptive, neuropathic, and “other” updated Jul 12, 2017 https://www.painscience.com/articles/pain-types.php
  3. Cohen SP, Mao J. Neuropathic pain: mechanisms and their clinical implications. BMJ. 2014;348:f7656. PubMed #24500412.
  4. Quintner JL, Bove GM, Cohen ML. A critical evaluation of the trigger point phenomenon.Rheumatology (Oxford). 2015 Mar;54(3):392–9. PubMed #25477053.
  5. Jensen TS, Baron R, Haanpää M, et al. A new definition of neuropathic pain. Pain. 2011 Oct;152(10):2204–5. PubMed #21764514.
  6. S. Perrot 1, M. Cohen2. Towards A Taxonomy That Is Science-Based And Clinically Useful: The New Who - Icd11 Classification Of Musculoskeletal Pain Disorders. Pain Clinic, Cochin Hospital, Assistance Publique Hopitaux De Paris, Universite Paris Descartes, Inserm U 987, Paris, France; 2pain Medicine & Rheumatology, St Vincent’s Clinical School, Sydney, Australia Doi: 10.1136/Annrheumdis-2016-Eular.5492
  7. Kosek E, Cohen M, Baron R, et al. Do we need a third mechanistic descriptor for chronic pain states? Pain. 2016 Jul;157(7):1382–6. PubMed #26835783. PainSci #53276.

Resumen a cargo de Mario Alberto Sánchez Tapia (Medicina del Dolor y Paliativa, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?