Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Terapia de Aceptación y Compromiso y dolor crónico.

La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) por sus siglas en inglés, es una forma particular de la Terapia Cognitivo Conductual. Su objetivo principal es el aumento de la flexibilidad psicológica, que su implementación en investigaciones recientes ha demostrado mejoras en la discapacidad producida por el dolor crónico (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015). La flexibilidad psicológica es entendida como una capacidad para modificar la conducta de acorde a las metas y valores de cada individuo en función del acontecimiento actual (Hughes, L., Clark, J., Colclough, J., Dale, E. & McMillan, D., 2017; González, M., 2014; Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015). Sin embargo, Whitney, S. & McCracken, L. definen la flexibilidad psicológica como la capacidad de persistir y cambiar la conducta de tal manera que introduzca contacto consciente y abierto con pensamientos y sentimientos y que es congruente con los valores y objetivos de cada individuo (2015). Lo que se busca, es estimular al individuo de tal forma que se vuelva más consciente de su situación, aún cuando la experiencia esté siendo dolorosa y molesta, que tome en cuenta sus metas personales para poder tomar una decisión que lo lleve a la acción abierta a través del tiempo para la mejora de su sintomatología (González, 2014).

Dentro del contexto del dolor crónico, está dirigida hacia la aceptación de las consecuencias inmanentes del dolor con el objetivo de disminuir la discapacidad teniendo un mejor balance entre sus actividades diarias (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015). La ACT incluye una serie de procesos específicos, que en acoplamiento ayudan al paciente con su resistencia y negación ante el dolor, junto con otros experiencias asociadas derivadas del mismo, que generalmente complican el tratamiento (González, M., 2014). Los procesos son:

  1. Aceptación: ocurre cuando la ligadura entre las sensaciones físicas desagradables y el sufrimiento psicológico se desconectan. Siendo una alternativa en los intentos de controlar o evitar el dolor.
  2. Reestructuración Cognitiva: es el alejamiento y reconocimiento de pensamientos como algo separado de las experiencias, ayudando a no reaccionar ante cierto contenido del pensamiento.
  3. Adquisición de un estilo de respuesta abierta: permite la elección activa y la participación en actividades aún con la presencia de dolor.
  4. Conciencia focalizada en el presente: implica estar conectado en los procesos de yo como contexto con un estilo de respuesta y asociado a la atención.
  5. Actitud de compromiso: aquí se incluyen los valores y la acción comprometida. Permitiendo una postura en el “aquí y en el ahora” llegando a ser más abiertos y participativos, en donde los pensamientos y experiencias relacionados con el dolor se modifican a través de la aceptación y defusión cognitiva (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015).

Debido a que uno de los elementos de tal terapia es la aceptación, se busca que la intensidad del dolor se reduzca (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015). Sin embargo, los pacientes experimentan sensaciones desagradables y persistentes difíciles de controlar, suelen tener una disposición de lucha y no de aceptación, volviendo el proceso más molesto y discapacitante (González, M., 2014). Se ha demostrado que las intervenciones basadas en aceptación colaboran con una mayor 'tolerancia' para el dolor, a diferencia de las intervenciones como técnicas de distracción o supresión (Whitney, S. & McCracken, L., 2015).

Se ha demostrado mejora en los pacientes respecto a su sintomatología depresiva e intensidad del dolor, adicionalmente un aumento de la flexibilidad psicológica y catastrofización del dolor después de una intervención de ACT (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015). La aceptación flexible, permite un mejor funcionamiento social, físico y emocional (González, M., 2014).

Estudios previos y recientes sugieren que la Terapia de Aceptación y Compromiso es una intervención práctica y segura para la población con dolor crónico ya sea de manera presencial o a través de intervenciones independientes en internet, por ende, es importante mejorar la incorporación de los pacientes a la terapia en un modelo vía web (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015).

Trompetter, H. et al., demostraron a través del programa ‘Living with Pain.’ la eficacia de ACT con una intervención de 9-12 semanas; módulos que utilizan herramientas como texto, ejercicios experienciales y metáforas para ilustrar los procesos de ACT, además de intervenciones con ejercicios de mindfulness (2015). El tratamiento está basado en procedimientos de exposición directa a destacadas experiencias relacionadas con el dolor como ciertos movimientos o actividades que son evitados por el dolor que pueden producir. A través de dicha exposición, se integran las cualidades sensoriales, cognitivas y emocionales en la vivencia del dolor, con las metáforas o imágenes, se estimula de forma consciente a que el paciente ceda a la resistencia al dolor, asociando cambios positivos a la experiencia con la finalidad de que generalice esa respuesta al día a día (González, 2014).

Otros estudios han señalado mejoras en la catastrofización del dolor, aunque no de manera directa pero se ha observado una disminución a través de la flexibilidad psicológica. En dichos resultados parece existir asociación entre la función de los pensamientos relacionados con el dolor y el comportamiento objetivo de ACT (Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M., 2015).

La ACT como forma teórica, su marco central es que el contenido, forma e intensidad de las experiencias, ya sean sentimientos, pensamientos o el mismo dolor no son suficientes para explicar la conducta. El comportamiento se determina por la función en cierto contexto, por lo tanto el trabajo se centra en la conducta dirigida por estas experiencias (Whitney, S. & McCracken, L., 2015). La implementación de ACT implica una mejor adaptación al dolor, y no como una intervención para la reducción real de la discapacidad que como resultado existe una disminución en las distintas modalidades de afrontamiento como hipervigilancia, dependencia, entre otros (Cosio, D., 2015).

La Terapia de Aceptación y Compromiso, resalta lo relevante que puede ser una relación terapéutica basada en el respeto y la confianza respecto a la situación actual del paciente, como con sus habilidades vive el momento presente, se enfoca principalmente en disminuir el miedo y evitación de los patrones asociados al dolor. (González, 2014). ACT forma parte de un tratamiento integral en donde los proveedores de atención médica pueden ayudar a formar expectativas más realistas respecto a los resultados del tratamiento a futuro. Siendo así una modalidad que busca ayudar a la persona a plantearse por sí misma movimientos, actividades o lugares que han sido evitados por el dolor.

Bibliografía

  1. Cosio, D. (2015) Practice-based evidence for outpatient, acceptance & commitment therapy for veterans with chronic, non-cancer pain. Journal of Contextual Behavioral Science, 5 (1), 23-32.
  2. González, M. (2014) Chronic pain and psychology: update. Revista Médica Clínica Las Condes, 25 (4), 610-617.
  3. Hughes, L., Clark, J., Colclough, J., Dale, E. & McMillan, D. (2017) Acceptance and Commitment Therapy (ACT) for Chronic Pain: A systematic review and Meta-analyses. The Clinical Journal Pain 33(6), 552-568.
  4. Trompetter, H., Bohlmeijer, E., Veehof, M. & Karlein, M. (2015) Internet-based guided self-help intervention for chronic pain based on Acceptance and Commitment Therapy: A randomized controlled trial. Journal of Behavioral Medicine, 38 (1), 66-80.
  5. Whitney, S. & McCracken, L. (2015) Psychological flexibility, acceptance and commitment therapy and chronic pain. Current Opinion in Psychology, 2, 91-96.

Resumen a cargo de Xiadani Rodea (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?