Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Biorretroalimentación y Dolor Crónico.

Vivir en constante dolor puede ser emocionalmente angustiante y generar depresión, ansiedad, o puede exacerbar trastornos mentales existentes en los pacientes. Otros factores psicológicos que pueden afectar el dolor y el funcionamiento son: el estrés cotidiano, el miedo al movimiento ,conductas de evitación, falta de motivación, trastornos del sueño, apoyo social deficiente, abuso de sustancias y estilos de pensamiento negativo (Casado, Moix y Vidal, 2008; Lo´pez Espino y Mingote, 2008; Redondo, Leo´n, Pe´rez Nieto, Jover y Abasolo, 2008). El tratamiento del dolor crónico en el modelo biomédico no aborda los problemas psicológicos y sociales que pueden exacerbar el dolor crónico. El tratamiento psicológico utilizado para el manejo del dolor es la terapia cognitiva conductual mediante estrategias de relajación y psicoeducación, buscando lograr empoderar al paciente para manejar su dolor de manera más independiente, y esto lo logra mediante un enfoque en el modelo biopsicosocial, en el que se trata al paciente como un “todo”.

Es importante recordar que la Psicología en el manejo del dolor no pretende "curar" al paciente, sino que proporciona estrategias para funcionar y prosperar con el dolor. (Cano y Rodriguéz, 2001)

En este orden el principal interés para el manejo de dolor debe ser mejorar el nivel de control activo y autodominio por parte del paciente; las posibles estrategias utilizadas para lograrlo son: técnicas de relajación como la relajación muscular progresiva que consiste en la relajación activa y progresiva de nueve grupos musculares, por medio de la cual el paciente aprende a relajarse logrando disminuir la percepción de su dolor y incrementar la actividad física.( Blyth, Cousins, March, y Nicholasa, 2005). Existe otra técnica de intervención acorde con Andrasik y Flor en 2003 llamada Biorretroalimentación en la cual una persona aprende respuestas fisiológicas y estas pueden ser de dos clases: Respuestas que comúnmente no están bajo el control voluntario y respuestas que generalmente son fáciles de regular pero que se han visto afectadas, en el manejo del dolor crónico se han propuesto tres enfoques en la utilización del equipo; el primero como un auxiliar en el entrenamiento del dolor para conseguir la reducción de la actividad simpática que a su vez conduce a una reducción en el procesamiento de estímulos sensoriales periféricos, el segundo que busca modificar directamente la disfunción fisiológica y la última una aproximación mas indirecta en la que se le simula al paciente situaciones estresantes de la vida cotidiana y se espera que el paciente logre identificar la relación entre los factores físicos y psicológicos que abarcan su dolor (Anderson, Douglas, Graham, y Rogers, 2004). Las técnicas de biorretroalimentación proporcionan a los pacientes información visual o auditiva sobre una señal biológica que es teóricamente reactiva al dolor, pero desconocida para el paciente. Las señales biológicas típicas devueltas a los pacientes son la actividad de contracción muscular de un músculo diana, la frecuencia cardiaca, la variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC), la respuesta galvánica de la piel, la temperatura o la frecuencia respiratoria. El objetivo del paciente en la terapia de biorretroalimentación es llevar la señal biológica bajo control intencional con la esperanza de interrumpir la reactividad al dolor.

Las revisiones sistemáticas han concluido que existe evidencia a favor de la biorretroalimentación en estos tipos dolor crónico: Dolor músculo esquelético, fibromialgía, dolor asociado a distonía cervical, dolor músculo esquelético , dístonia focal de la mano , dolores de cabeza y migraña , sin embargo también existe evidencia donde la terapia de biorretroalimentación es más efectiva para reducir el dolor o los síntomas psicológicos al final de una serie de sesiones de entrenamiento (por ejemplo, a corto plazo) Sin embargo, estas revisiones no han encontrado beneficios a largo plazo para el alivio del dolor o síntomas psicológicos. De hecho, la mayoría de los estudios no pudieron revaluar a los grupos de estudio en las pruebas de seguimiento que están separadas de la capacitación original, lo que conduce a una ausencia de evidencia de beneficios a largo plazo. Por lo tanto, se necesitan ensayos más bien diseñados para establecer si el progreso en la formación de la biorretroalimentación se mantiene a largo plazo.

Bibliografía

  1. Lynch ME.(2016) The need for a Canadian pain strategy. Pain Res Manag:77-80.
  2. Schopflocher D, Taenzer P, Jovey R. (2016)The prevalence of chronic pain in Canada. Pain Res Manag 16(6):445-50.
  3. ACPA resource guide to chronic pain treatment an integrated guide to physical, behavioral and pharmacologic therapy [Internet]. Rocklin (CA): American Chronic Pain Association; 2016. [cited 2016 Oct 31]. Available from:
  4. American Pain Society and American Academy of Pain Medicine (2009). Evidence Review: APS-AAPM Clinical Guidelines for the Use of Chronic Opioid Therapy in Chronic Noncancer Pain. Available at http://www.jpain.org/article/PIIS1526590008008316/fulltext
  5. Andrasik, F.& Flor, H. (2003). “Biofeedback”. Disponible en red: ( www.psicol.unam.mx:8082/Profesionales/PsiClinica/iem/ descargas/RESUMEN%2ARTICULOS%20DOLOR.PDF,extraído el 9 de Abril de 2006).
  6. Douglas L,Anthony A. Angelique G. Tindall, Gregory T. Carter. (2015).Pilot Randomized Trial Comparing Intersession Scheduling of Biofeedback Results to Individuals with Chronic Pain: American Journal of Physical Medicine & Rehabilitation, 869-878.
  7. Cano, J, & Rodríguez L.(2005) Pensamientos negativos automáticos en el dolor crónico. Psiquis, 24,(3), 137-145.
  8. Blyth, F., Cousins, M., March, L.,& Nicholosa ,M.(2005). Self - Management of cronic pain: a population- based study. Pain , (113), 285-292.
  9. Castelnuovo G, Giusti EM, Manzoni GM, Saviola D, Gatti A, Gabrielli S, et al. Psychological treatments and psychotherapies in the neurorehabilitation of pain: evidences and recommendations from the Italian Consensus Conference on Pain in Neurorehabilitation. Front Psychol [Internet]. 2016 [cited 2016 Oct 28]

Resumen a cargo de Erika Gutiérrez López (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?