Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Vitamina C y su relación con el dolor.

Existe evidencia que indica una relación entre el dolor y la deficiencia de vitamina C. Estas pruebas muestran que la administración de vitamina C presenta propiedades analgésicas en algunas condiciones clínicas, como trauma, cirugía, enfermedades infecciosas y pacientes con cáncer. En esta revisión bibliográfica pretende tocar de manera sutil algunos descubrimientos respecto a la vitamina C y la posible relación con la entidad del dolor.

La deficiencia de vitamina C se define como una la disminución de la concentración plasmática por debajo de <11 ?mol/L. Es una condición relativamente rara en países desarrollados, con una prevalencia en Estados Unidos del 6%. Aunque se ha reportado hipovitaminosis C en pacientes geriátricos hospitalizados, enfermedades criticas, pacientes con cáncer, trauma, cirugía, infecciones severas y sepsis.

Los síntomas de dolor por deficiencia de vitamina C en enfermedad de escorbuto principalmente se observa a nivel sistema musculoesquelético como mialgias y artralgias de rodillas, tobillos y muñecas. También se reporta dolor severo de miembros pélvicos. Algunos de estos síntomas se presentan en pacientes adultos con relación a la deficiencia severa de vitamina C. Esta condición puede llegar a resolverse con la administración suplementaria de vitamina C de = 200 mg/día en una o dos semanas.

Dolor ortopédico y vitamina C

La deficiencia de vitamina C se ha asociado con síndrome dolor regional complejo, dolor espinal, principalmente cuello, dolor lumbar, artritis o reumatismo. Estudios indican que la administración diaria de vitamina C (>0.5 g/día) puede disminuir la incidencia de SDRC posterior a cirugía de una fractura distal.

En un metanalisis elaborado por Shibuya y colaboradores evaluaban la eficacia de la vitamina C en la prevención de síndrome doloroso regional complejo en extremidades debido a trauma y cirugía. Encontraron que tomando una dosis diaria de 500 mg de vitamina C durante 45 a 50 días posterior al trauma o cirugía, puede ayudar a disminuir que se presente SDRC después de un trauma en algunas de las extremidades (95% IC=0.12%, 0.39). Aparte por ser seguro y barato, puede ser benéfico como suplemento en la lesión de pie y tobillo.

Vitamina C y artritis crónica degenerativa

Un estudio ciego, aleatorizado controlado. Donde se dividieron en dos grupos (N=40, meloxicam o vitaminas C y E) El objetivo del estudio era comparar la eficacia del uso de vitamina C y E contra el uso meloxicam en pacientes con artritis crónica degenerativa de rodilla. Los resultaron mostraron que después de 20 días de tratamiento y con seguimiento mostraron que ambos grupos mostraron un incremento de la funcionalidad de la rodilla (flexión y extensión), reducción del dolor y el incremento significativo en el índice WOMAC de cada rodilla con daño. Al final sugieren que la eficacia de la vitamina C y E es comparable con el tratamiento de meloxicam, pero sin los posibles efectos adversos y se propone como terapia adyuvante.

Vitamina C y virus asociados al dolor

La infección con virus patógenos se asocia a mialgia, artralgia y neuralgia. El ejemplo en la neuralgia posherpética. El dolor puede ser moderado a extremo que presentan dolor ardoroso, hiperestesias, hormigueo o parestesias. Se ha encontrado que los niveles disminuidos de vitamina C por debajo de = 45 ?mol/L aumenta el riesgo de presentar esta condición. A lo que es cierto un número de casos indican que la neuralgia aguda y posherpética puede disminuir con la administración intravenosa de vitamina C de 2.5 a 15 g diarios durante 5 a 14 días.

La infección por virus de Chinkinguya también se caracteriza por presentar dolor severo de articulaciones por periodos de semanas, meses o años. Al igual el Parvovirus B19 se presenta con artropatías con dolor e inflación que se asemeja a la artritis. Se ha reportado buena respuesta a la disminución del dolor a altas dosis diarias por vía oral de vitamina C (10 g/día) o infusiones intravenosas (100 g/día por 2 días para virus Chinkungunya).

Vitamina C y dolor relacionado al cáncer

El dolor es uno de los síntomas mas comunes reportados por pacientes con cáncer y puede afectar severamente la calidad de vida. Los pacientes con cáncer se ha reportado la disminución de vitamina C, así como requerimientos mayores que en controles sanos.

La eficacia de la administración de vitamina C como tratamiento en este grupo de pacientes es cuestionable. Recientes estudios indican un impacto positivo con altas dosis de vitamina C en cáncer y quimioterapia en la calidad de vida evaluado con EORTC-QLQ, incluyendo disminución del dolor metastásico a hueso y analgésicos.

Yeom y colaboradores realizaron un estudio prospectivo de 39 pacientes con cáncer terminal que no estaban sometidos a quimioterapia o radioterapia adyuvante. Se les administro vitamina C IV (10/g dos veces al día durante 3 días) al terminar continuar por vía oral (4/g al día durante una semana). Se evaluó calidad de vida con EORTC-QLQ-C30 con resultados sobre fatiga, dolor, nausea/vómito y pérdida de apetito durante la administración de vitamina C.

Vitamina C y requerimientos analgésicos opioides

El uso analgésico con opioides es de gran importancia para el manejo de dolor moderado a severo, teniendo como consecuencia un perfil de eventos adversos bien documentados. Los efectos terapéuticos y adversos son dosis dependiente y contemplan una variable entre cada individuo.

Los agentes coanalgésicos y de intervencionismo que ahorran opioides pueden mejorar analgesia y reducir efectos secundarios. Cameron y Pauling documentaron la disminución del uso de opioides en pacientes con cáncer avanzado con la administración de altas dosis de vitamina C. Ningún paciente estudiado presentó síntomas de abstinencia a una dosis de 300mg/kg/día por 4 semanas. En pacientes en cuidados paliativos se documento la disminución de dosis de morfina con la infusión de vitamina C a 30 g/día IV.

La analgesia posoperatoria está basada en el uso de analgésicos opioides, sin embargo pueden presentar complicaciones por la excesiva sedación y depresión respiratoria. Al contrario con esto, no se observaron efectos secundarios con el tratamiento de vitamina C. Ensayos controlados han investigado el efecto de la vitamina C en los requerimientos de opioides en dolor posoperatorio. Un estudio evaluó a pacientes sometidos a colectomía por laparoscopia secundarios a cáncer de colon y documentó la disminución de la utilización de morfina a las dos horas y del dolor a las 2, 6 y 24 horas posoperatorio evaluado con EVA. Otra evaluación realizada en pacientes bajo uvulopalatofaringoplastía con tonsilectomía, que se caracteriza con dolor posoperatorio intenso, documentó la disminución de requerimientos del uso de petidina y la disminución del dolor.

Mecanismos analgésicos potenciales de vitamina C

Actualmente no se reconocen los mecanismos por lo que pueda actuar. La vitamina C es una agente antioxidante muy potente que protege a las células y tejidos del daño oxidativo. También muestra actividad antiinflamatoria, proporcionando disminución de marcadores inflamatorios como la proteína C reactiva, citosinas proinflamatorias (FNT ?, interferones ? e interlucinas 1, 2, 6 y 8). Estos mecanismos que disminuyen los mediadores proinflamatorios aún continúan siendo desconocidos.

Se conoce que la vitamina C es un cofactor para la síntesis de catecolaminas que involucra la neuromodulación (cofactor para la enzima dopamina ?-hidroxilasa que convierte la dopamina en norepinefrina y biosíntesis de serotonina). Ambos muestran una eficacia en el control del dolor al inhibir su recaptura.

Algunos de los efectos antiinflamatorios atribuidos a la vitamina C pudieran relacionarse con la síntesis de endorfinas. Los tejidos nerviosos y neuroendocrinos en los que se sintetizan neurotransmisores monoamínicos y neuronas neuropépticas contienen concentraciones más altas de vitamina C en el cuerpo. Es posible que la disminución de vitamina C durante una enfermedad aguda o crónica o trauma pudiera contribuir a los síntomas de dolor debido a la biosíntesis subóptima de neurotransmisores analgésicos y hormonas neurpépticas. La administración de vitamina C disminuye significativamente los requerimientos de opioides lo que podría sustentar esta hipótesis.

Conclusiones

La evidencia indica que la vitamina C puede mostrar propiedades analgésicas en algunas condiciones clínicas, así como disminución del sufrimiento y mejorara la calidad de vida. Los estudios parecen mostrar que suele ser una terapia adyuvante segura y eficaz para el alivio especifico del dolor. Disminuye la utilización de analgésicos opioides, principalmente en el posquirúrgico, metástasis óseas y disminución de eventos adversos debido a opioides. Son importantes estudios futuros para determinar vía óptima de administración, dosis y frecuencia y los mecanismos de acción de la vitamina C.

Bibliografía

  1. C.Carr, A. (2014). The effect of intravenous vitamin C on cancer- and chemotherapy-related fatigue and quality of life. Frontiers in Oncology , 4 (283).
  2. Carr, A. C. (5 de April de 2017). The role of vitamin C in the treatment of pain: new insights. Journal of Translational Medicine , 1-14.
  3. Aim, F. (2016 de Diciembre de 2017). Efficacy of Vitamin C in Preventing Complex Regional Pain Syndrome after Wrist Fracture: A Systematic Review and Meta-Analysis. Orthopaedics and Traumatology: Surgery and Research , 1-21.
  4. Oikonomidis, S. A. (2014). Vitamin C And E Supplementation Versus Standard Meloxicam Regimen In The Treatment Of Patients With Chronic Degenerative Arthritis Of The Knee: A Preliminary Pilot Study . Journal of Musculoskeletal Research , 1 (17), 1-12.
  5. Shibuya, N. (2013). Efficacy and Safety of High-dose Vitamin C on Complex Regional Pain Syndrome in Extremity Trauma and SurgerydSystematic Review and Meta-Analysis. The Journal of Foot & Ankle Surgery (52), 61-66.

Resumen a cargo de de Juan Pablo Saenz (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?