Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Opiofobia.

El comportamiento de la sociedad hacia los tratamientos con opiáceos pueden tornarse fuera de lo médico y adoptan un sentido moral que altera la conducta de la ley, médicos y al público. Las preocupaciones legítimas sobre la adicción crónica y el abuso se mezclan con el disgusto moral por los placeres del uso de los opioides y el desprecio por las personas con adicción psicológica a sus efectos eufóricos. Esta revisión bibliográfica pretende identificar los principales factores que predisponen a la opiofobia por parte del personal de salud y pacientes usuarios de opioides. También se sugieren posibles soluciones para abordar este fenómeno.

El término “opiofobia” fue acuñado por el Dr. Jonh P. Morgan en 1985. Lo definió como “el miedo irracional sobre el uso o prescripción de opioides, basados en factores de riesgo clínicos, regulatorios y médico-legales potenciales que impiden la prescripción apropiada en el tratamiento del dolor”.

Existen barreras que condicionan el uso de opioides a la población. Estos factores reflejan el miedo hacia estos fármacos. De acuerdo a la clasificación de la OMS son:

  1. Factores relacionados con las políticas socio-sanitarias: Manifiesta la poca importancia del manejo del dolor, así como el uso no médico de opioides, ya que se conoce su propiedad de estupefaciente y el temor exagerado a la adicción.
  2. Factores relacionados con la industria farmacéutica: Los altos costos de la medicación con opioides predispone abandono a tratamiento y como consecuencia lleva al mal control de dolor. Esto permite que el paciente busque otras alternativas terapéuticas.
  3. Factores relacionados con los profesionales de la salud (médicos, enfermeros y farmacéuticos): La falta de formación de grado y posgrado determina el conocimiento inadecuado de la farmacología analgésica y terapia de dolor llevando a la prescripción inadecuada de opioides. La inminente preocupación del personal de salud por los controles regulatorios, efectos adversos, desarrollo de tolerancia y adicción a estos analgésicos.
  4. Factores relacionados con los pacientes: Negación del dolor como parte de la enfermedad de base. Temores de adicción y dependencia a opiáceos por parte del paciente y/o familiares. Así como la aparición de efectos adversos como náusea, vómito, constipación, somnolencia o sedación.

Estos factores condicionan un gran obstáculo para el alivio o control del dolor.

En una encuesta realizada a médicos que manejaban dolor no oncológico evaluaba la preocupación, percepción de conocimientos sobre el manejo de dolor y dependencia. En donde se encontró que la principal preocupación de los médicos es el mal uso del opiáceo, tolerancia, dependencia física y adicción. La percepción de conocimientos fue insatisfactoria en el manejo y tratamiento con opiáceos.

En una estancia de cuidados de pacientes geriátricos en Holanda se realizó una encuesta para evaluar el grado de conocimientos de opiáceos entre geriatras y médicos en formación geriátrica. Se intentó identificar obstáculos y actitudes que puedan influir en el uso clínico de opioides para el tratamiento del dolor. Se encontró que el 97% de los encuestados estuvieron de acuerdo que el dolor crónico tiene efectos negativos en la calidad de vida. El 87% estuvo de acuerdo con la proposición de que el riesgo de dependencia del uso de opioides no es problema si se prescriben de manera correcta. Se identificaron tres barreras para el uso de opioides en este grupo de pacientes: 1) Poca disponibilidad para el uso de opioides (87%) 2) Dolor desconocido (79%) 3) Dolor de origen desconocido (51%). Mientras que para los médicos los efectos adversos fueron de poca influencia para la prescripción de opioides. Aunque el delirium fue considerado el efecto adverso que mas debería de considerarse. El nivel de conocimiento sobre el uso clínico de opiodes fue suficiente, pero al final se concluye que es difícil determinar que nivel es suficiente de conocimiento.

En un estudio se midió y documentaron dos actitudes(1) como se sentían sobre el cuidado de los enfermos terminales y (2) sus opiniones sobre el uso de opioides para controlar el dolor en estos pacientes. Encaminado a la detección de tanatofobia y opiofobia en enfermeras de un hospicio, enfermeras oncólogas, psiquiatras, oncólogos y estudiantes de medicina. Se encontró que las enfermeras de los hospicios son las menos opiofóbicas y menos tanatofóbicas comparado con los grupos estudiados. Concluyen que tienen mejor adaptación personal, mejor trato profesional, mejor orientación en pacientes con problemas psicológicos. Así mismo se encontró que su estado de ánimo depresivo era menor que algún otro grupo estudiado. Mientras que los psiquiatras fueron el grupo en donde se encontró mayor opiofobia.

Es necesario comenzar con la educación de los estudiantes de medicina, médicos y personal de salud acerca de la valoración del dolor, el uso de opioides, implicaciones, el manejo de acuerdo a las necesidades de cada paciente, centrar la atención en los errores comunes al prescribir opioides y la detección de uso inadecuado de opioides para la prevención de adicción. También se propone considerarlo como tema parte en currículo de pregrado y posgrado.

Otra posible solución es la difusión de información adecuada y fácil a pacientes con cáncer sobre la medicación de elección para el alivio del dolor severo. Hay que recalcar que son recomendados por aliviar eficazmente el dolor sin que exista un problema de adicción ni de dependencia.

Conclusión

La opiofobia es un fenómeno multifactorial que predispone un tratamiento inadecuado del dolor relacionado con miedos, creencias y actitudes del médico, personal del salud y sistema de salud. Es importante que el personal de salud obtenga los conocimientos necesarios para dar a los pacientes la información sobre la ventaja y desventajas del uso de estos fármacos con la implementación de cursos de manejo de dolor en las instituciones encargadas de la formación de servidores de la salud. Así como una mejora de los sistemas regulatorios de salud sobre el coste y responsiva.

Resumen a cargo de de Juan Pablo Sáenz Nevárez (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?