Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: El Sistema de Evaluación de Síntomas de Edmonton (ESAS).

El cáncer es una enfermedad crónico-degenerativa de mayor incidencia en los adultos, que en muchas ocasiones se ve acompañada de una serie de síntomas físicos y psicológicos, reportándose que el número de síntomas se encuentran asociado a estrés psicológico y calidad de vida (1)(7).

Los pacientes con cáncer avanzado y con múltiples síntomas deben de valorarse al momento de la consulta para un mejor enfoque en cuanto a la prevalencia y presentación de síntomas, tenemos al alcance herramientas validadas que nos ayudan a determinar los síntomas en cada paciente.

Una de las principales herramientas que se ha evaluado para la prevalencia y seguimiento de síntomas en el paciente de cuidados paliativos es el “Sistema de evaluación de síntomas Edmonton, ESAS por sus siglas en inglés”. El sistema fue desarrollado por Bruera y colaboradores como un documento clínico para los síntomas en los pacientes con cáncer avanzado, admitidos en una unidad de cuidados paliativos, siendo su principal objetivo evaluar la intensidad de los síntomas al momento de realizarla, los síntomas que se incluyeron fueron dolor, actividad, náusea, depresión, ansiedad, apetito, somnolencia y sensación de bienestar, evaluándose con la escala visual análoga (EVA) en un rango de 0 -100 mm en donde puntuaciones altas indicaban severidad de los síntomas (2).

Durante los años el sistema de evaluación de síntomas Edmonton ha sido validado por múltiples grupos de investigación, presentando modificaciones, siendo traducida en más de 20 idiomas (incluido español) y evolucionando durante los últimos 25 años.

Philip y colaboradores evaluaron la validez de la escala en un estudio de 80 pacientes con cáncer en Australia, reemplazando el síntoma de “actividad” por “debilidad”, siendo satisfactorio y teniéndose buena correlación con la escala “Brief Pain Inventory and Rotterdam Symptom Checklist”(2). Posteriormente el síntoma “actividad” fue reemplazado por “cansancio o fatiga”.

Varios pacientes refirieron que el entendimiento de la escala era difícil, volviéndose un factor negativo en la evaluación del mismo, se realizaron estudios con el objetivo de evaluar la percepción de la escala, Garyali y colaboradores reportaron que los síntomas “apetito y sueño” en ocasiones eran malinterpretados resultando una puntuación al revés y por lo tanto repercutiendo en el resultado global del sistema de evaluación (3), algunos autores mencionan síntoma como: ansiedad, depresión, sensación de bienestar, cansancio y somnolencia siendo de difícil entendimiento y por lo tanto teniéndose limitaciones en la aplicación de ESAS.

Debido a que se han tenido varias limitaciones para la evaluación de los síntomas, se propuso una escala de clasificación numérica ESAS revisada (ESAS-r) donde se reemplazó por una escala numérica del 0 al 10 , se tomaron en cuenta 9 síntomas principales; dolor, cansancio, náusea, somnolencia (síntomas físicos), depresión, ansiedad (síntomas emocionales), sensación de bienestar (global) y dificultad para respirar, se dieron breves explicaciones de los síntomas para un mejor entendimiento, se cambió apetito por falta de apetito, se propuso constipación como el décimo síntoma y se ajustó el orden de los síntomas, además de ser adoptada tanto para padecimientos oncológicos y no oncológicos (enfermedades renales, pulmonares, cardiacas, hepáticas y anemia de células falciforme) (2)(4).

Para evaluar la eficacia de ambas escalas, se realizaron estudios comparativos con la escala original, reportándose que la escala ESAS-r tuvo mayor aceptación y mejor entendimiento de los síntomas al momento de realizarse, por otro lado, varios autores reportan preferencia con respecto a preguntar el tiempo de los síntomas en un periodo de 24 horas previas para tener un mejor conocimiento de las fluctuaciones de los síntomas (3)(5). Sin embargo, es importante hacer énfasis en el contexto que se use al momento de realizar ESAS, ya que algunas intervenciones van enfocadas al manejo de inicio rápido de síntomas, para ejemplificar tenemos el síntoma de la disnea que requiere de pronta intervención.

La literatura reporta versiones modificadas de ESAS y ESAS-r, en la cual se han adicionado síntomas como: sueño, prurito, constipación siendo sueño y constipación dos de los síntomas que con mayor frecuencia se tienen presentes en los pacientes con cáncer avanzado y de los que son comúnmente tratados (3)(5). Algunos autores hacen énfasis en algunos síntomas tomándose en cuenta la prevalencia de las enfermedades en cuidados paliativos y los síntomas presentados. Al tener diferentes versiones resulta en ocasiones dificultad para comparar o combinar resultados volviéndose una limitación.

De acuerdo a los valores indicados por la escala numérica se han realizado varios estudios en donde autores proponen puntos de cohorte para la severidad de los síntomas, concluyendo cifras de ESAS de 0 corresponde a nada/nulo, intervalos de 1-3 igual a leve, 4-6 igual a moderado y 7-10 corresponde a severo, al tener grupos de intervalos establecidos nos da una clara idea del comportamiento (fluctuaciones) de los síntomas en los pacientes desde su primera visita y subsecuentes visitas, la eficacia de estrategias en el manejo de síntomas y variación de la expresión de síntomas.

La versión actual que se utiliza por el equipo de cuidados de soporte del centro de cáncer del MD Anderson, consiste en 10 síntomas incluyendo sueño y preguntando la intensidad de los síntomas en un lapso de 24 horas previas (2).

Recientemente algunos investigadores han examinado la validez predictiva de la escala ESAS, específicamente cuando se tiene mayor severidad y número de síntomas se ha asociado con un incremento en el número de visitas al servicio de urgencias en los siguientes 7 días y una corta sobrevida. (2)

Diversos estudios han relacionado un deterioro significativo de los nueve síntomas durante las últimas 4 semanas previo a la muerte en comparación con los meses previos, dentro de los síntomas más reportados en la última semana fueron fatiga, falta de apetito y sensación de bienestar (6). Es por ello que ESAS al ser una herramienta de evaluación de síntomas también puede ser un indicador pronóstico en los pacientes con cáncer avanzado.

En conclusión, ESAS es una herramienta útil para evaluar múltiples síntomas al mismo tiempo y saber la asociación que puede existir entre ellos, permitiendo ayudar en el proceso de toma de decisiones con respecto a una pronta intervención, así como el seguimiento de los pacientes y elaboración de nuevas estrategias para el manejo multidisciplinario de síntomas.

Bibliografía

  1. SSA (2015). Base de Egresos Hospitalarios 2013; y CONAPO (2015). Proyecciones de la Población 2010-2050. Procesó INEGI.
  2. Hui D et col. The Edmonton Symptom Assessment System 25 Years Late: Past, Present and Future Developments, J Pain Symptom Manage 2017.
  3. Watanabe SM et col. A multicenter study comparing two numerical versions of the Edmonton Symptom Assessment System in Palliative care patients. J Pain Symptom Manage 2011;41:456-468.
  4. Ripamonti Carla I et col. The Edmonton Symptom Assessment System (ESAS) as a screening tool for depresión and anxiety in non-advanced patients with solido r haematological malignancies on cure or follow-up, 2014;22:783-793.
  5. Breffini Hannon et col. Modified Edmont Symptom Assessment System Including Constipation and Sleep: Validation in Outpatients With Cancer, 2015;49:945-952.
  6. Liang Zeng et col. Edmonton symptom assessment scale as a prognosticative indicator in patients with advanced cáncer. J Palliat Med, 2011;14:337-342.
  7. Jordanka Kirkov et col. Symptom Prevalence in Advanced Cancer: Age, Gender, and Performance Status Interactions. American Journal of Hospice & Palliative Medicine,2012:29:139-145

Resumen a cargo de de Norma Angélica Rebollar Martínez (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?