Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Artículo

Consecuencias clínicas de los desordenes de reinervación posterior a lesión localizada de nervio periférico.
Josep Valls-Sole, Carlos D. Castillo, et. al. Clinical Neurophysiology 122 (2011) 219-228

Los nervios periféricos humanos son susceptibles a varios tipos de lesión. Las causas más frecuentes de daño son traumatismos, compresión, atrapamiento e isquemia. El traumatismo e isquemia usualmente presentan una fase aguda de déficit motor, sensorial y autonómico, mientras que la compresión y el atrapamiento son lesiones que se manifiestan de forma lenta, permitiendo que ocurra una cierta adaptación.(1) El grado de lesión nerviosa se relaciona directamente con el pronóstico, sin embargo, el deterioro funcional en los resultados no sólo dependen de la gravedad de la lesión sino también en los muchos problemas que acompañan el proceso de re inervación que por lo general sigue la degeneración axonal. (1)
Independientemente de la causa, la lesión del nervio se pueden clasificar de acuerdo a la severidad lo que ofrece un diagnostico de su recuperación, los tipos de lesiones son: 1) neuropraxia, desmielinización focal o segmentaria con preservación del axón; 2) axonotmesis, donde se lesiona el axón pero el epineuro se mantiene intacto y 3) neurometsis, donde se divide el nervio completamente.

Desafortunadamente el proceso de re inervación no está garantizado, ni por ciclo natural ni por intervenciones terapéuticas actuales. La regeneración del nervio requiere surgimiento de nuevos axones que pueden llegar al órgano diana si el medio es apropiado. Varios problemas se pueden presentar durante es te proceso, un medio hostil, dificultad para encontrar el trayecto previo o el órgano diana puede ser incompetente cuando recibe al axón en crecimiento. Si la re inervación falla la consecuencia lógica es el déficit funcional, lo que implica sobre todo paresia o hipoestesia, por otro lado, si el órgano diana ha mantenido un buen estado funcional al momento de recibir el axón otros problemas pueden surgir produciendo respuestas de hiperactividad.

La anormalidad más conocida en el proceso de re inervación es que los axones fallen en sus objetivos, los lugares inervados previos. Esto se acompaña de otras anormalidades en el sistema nerviosos periférico como axones innecesarios, crecimiento axonal en nervios distantes, hiperactividad compensatoria en territorios no dañados e incremento inesperado de la excitabilidad de neuronas vecinas. Además de esto, la lesión de nervios periféricos dispara cambios en el sistema nervioso central.

Después de la lesión del nervió, tanto el segmento axotomizado y el segmento adyacente no dañado sufren cambios morfológicos y metabólicos que son el primer paso de la re inervación, sin embargo, al mismo tiempo los problemas para la re inervación inician. Las probables adversidades que se presentan son: 1) crecimiento incontrolable de axones en el sitio de la lesión, 2) errores de dirección en el objetivo a re inervar, 3) aumento de la excitabilidad de la neurona adyacente no lesionada y 4) actividad compensatoria en nervios no dañados.

El resultado disfuncional después de una lesión del nervio puede debrse a la perdida de fibras motoras y sensoriales, pero, más a menudo se deriva de los errores en el proceso de re inervación.

Existen muchas condiciones relacionadas con disfunciones de re inervación. Algunas de ellas pueden no ser fácilmente reconocibles ni claramente documentadas por los medios de diagnostico disponibles. Los estudios de conducción nerviosa pueden identificar una neuropatía localizada en varias formas, dependiendo del nervio estudiado y el tipo de lesión. Mediante estudios neurofisiológicos se puede demostrar un retraso en la conducción localizado y un bloqueo de la conducción (reducción de la amplitud y dispersión de la respuesta) en un segmento determinado del nervio estudiado, sin embargo, las pruebas electrofisiológicas se quedan cortos en la demostración de algunos de las anormalidades de re inervación. No es improbable que las lesiones irritativas con frecuencia presenten cambios inadvertidos en las pruebas de electro diagnostico de rutina.

Resumen a cargo de Carlos Monroy (Algología, INCMNSZ).


Mas información del artículo

Regresar a la lista de artículos de interés

2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?