Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisi๓n Bibliográfica: Lidocaína sistémica para analgesia postoperatoria en cirugía abdominal.

El tratamiento del dolor postoperatorio y la recuperaciónn después de una cirugía abdominal sigue siendo insatisfactoria en la práctica clínica.

Los opioides han sido siempre el pilar para la analgesia postoperatoria; sin embargo, el uso de opioides se puede asociar con una mayor incidencia de complicaciones post-operatorias, tales como depresión respiratoria, sedación, náusea y vómito postoperatorio, íleo y retención urinaria.

Los datos recientes también sugieren que el uso extensivo de opioides pueden estar asociados con hiperalgesia y alodinia, por lo tanto, hay una continua búsqueda de tera-pias adyuvantes para reducir la dosis de opioides y sus efec-tos adversos relacionados, mejorando de este modo la recuperación del paciente.

El uso intravenoso de los anestésicos locales para la analgesia postoperatoria fue des -crito hace más de 50 años. La lidocaína es un anestésico local tipo amida que tiene propiedades analgésicas, antihi-peralgésicas y antiinflamatorias para el que se ha demostrado su eficacia como analgésico en diferentes escenarios como son: dolor oncológico, dolor crónico y dolor agudo postoperatorio.

La propiedad analgésica de la lidocaína se debe a una variedad de me-canismos, incluyendo el bloqueo de las canales de sodio, a nivel de las fibras del dolor aferente periféricas y atenuando la excitabilidad en las astas dorsales de la médula espinal, también inhibe los receptores acoplados a la pro-teína G y los receptores de NMDA.

La lidocaína también tiene propiedades antiinflamatorias importantes debidas la redu-cción de la liberación de citocinas mediante la inhibi-ción de la activación de neutrófilos. Por otra parte,es conocida su capacidad para suprimir la proliferación de linfocitos y reducir la produc-ción de pro- y anti-citocinas inflamatorias.

Una serie de estudios ha sido publicada para evaluar el efecto analgésico de la infusión intravenosa perioperatoria de lidocaína y su relación con mejorar la recuperación de los pacientes, además, se en-contró evidencia de efectos positivos por la administración de lido-caína, adicionales a su uso analgésico, como la reducción de la duración de la estancia hospitalaria, náusea postoperatoria, dismi-nución del requerimiento de opioides en el transoperatorio y postoperatorio, además de que es fácil de administrar.

Los beneficios de la lidocaína se ven reforzadas por bajo costo, accesibilidad y seguridad del fármaco, puede proporcionar un enfoque alternativo para contro-lar el dolor y reducir el consumo de opioides en los pacientes después de ci-rugías como gastrectomía subtotal, cirugía de colon, colecistec-tomía y nefrectomía, viéndose mayor resultado en las que se realizan por técnica laparoscópica, destacando que puede ser tan efi-caz como la anestesia epidural en pacientes sometidos a resección colorrectal laparoscópica y colectomía abierta en términos de la fun-ciónn intestinal así como para reducir el dolor y el consumo de fentanilo en pacientes sometidos a apendicetomíaía laparoscópica.

Los efectos positivos de la infusión a nivel intestinal también fueron reconocidos por la reducción del íleo postoperatorio y la recupe-ración funcional gastrointestinal (tiempo hasta el primer flato y el movimiento intestinal / sonidos) hasta por 1 día en comparación con los pacientes que no reciben lidocaina intravenosa, además de que puede lograr disminuir hasta 17% la incidencia de nausea y vomito.

En los pacientes sometidos a cirugías abdominales abiertas, la infusión de lidocaína se ha descrito a diferentes dosis de infusión y de carga para obtener el beneficio analgésico de la lidocaína, en-contrándose entre las mas destacadas por sus excelentes resultados las descri-tas a continuación; para cirugía abdominal abierta administrar una do-sis inicial en bolo intravenoso de 100 mg o 1,5-2 mg / kg antes de la inducción o al momento de la incisión, seguido de una infusión de lido-caína, 1,5 a 3 mg / k / h o 2-3 mg /minuto.

La infusión se debe detener al final de la cirugía o continuarla hasta 24 horas en el postoperatorio, con este esquema se ha demostrado una reducción significativa en las puntuaciones de dolor, además de una reducción importante en el consumo total de analgésicos no esteroides así como opioides en el postoperatorio hasta 48-72 horas, estas reducciones pueden variar del 33% al 35%.

En los pacientes sometidos a cirugía abdominal laparoscópica se ha descrito la utilización de infusiones que van de 3 mg / kg / hora, con un bolo intravenoso de 1,5 mg / kg seguido de una infusión de 2 mg / kg / hora mante-niéndola hasta el final de la cirugía, logrando una reducción significativa en las puntuaciones de dolor de hasta 50 % durante 24 horas pposte-riores a la cirugía y durante la movilizaciónn así como al toser, disminuyendo también el malestar abdominal secundario al neumoperitoneo significativamente.

Las concentración plasmática de lidocaína es generalmente considerada segura por debajo de 5 mcg / ml y puede causar toxicidad cardiaca entre 5 y 10 mcg/ ml .

Los niveles plasmáticos de lidocaína con las dosis en infusión mencionadas anteriormente alcanzan concentraciones plasmáticas por debajo del nivel umbral de seguridad de 5 mcg/ ml con una media de 2,4 mcgg / ml a la termi-nación de la cirugía y 2,7 mcg / ml a las 24 h de terminada la infu-sión.

En la revisión de las publicaciones se ha encontrado que la infusión continua de lidocaína en el transoperatorio tiene una clara ventaja en pacien-tes sometidos a cirugía abdominal, ya que proporciona un alivio significativo del dolor, reduce el consumo de opioides en el postoperatorio, disminuye las náusea y vómito y promueve el retorno más rápido de la función intestinal, lo que permite una estancia hospitalaria más corta.

En conclusión la lidocaína es una estrategia segura, barata y eficaz para mejorar la cali-dad de la recuperaciónn después de la ci-rugía abdominal ya sea abierta o laparoscópica además de que la incidencia de toxicidad cardiaca o neurológica es baja.

Bibliografía

  1. Tianzuo Li, Nan Wang, Yue Yin, Tong J Gan. Perioperative systemic lidocaine for postoperative analgesia and recovery after abdominal surgery: a meta-analysis of randomized controlled trials. Diseases of the Colon and Rectum 2012, 55 (11): 1183-94
  2. Jun HeumYon, MD, PhD* Geun Joo Choi, MD Hyun Kang, MD, PhD Joong-Min Park, MD, PhD Hoon ShikYang, MD, Ph Intraoperative systemic lidocaine for pre-emptive analgesics in subtotal gastrectomy: a prospective, randomized, double-blind, placebo-controlled. June 25, 2013 Canadian Journal of Anesthesia/Journal cana-dien d'anesthésie 2010 58:9407
  3. Gildasio S. De Oliveira, Jr., MD, MSCI,* Paul Fitzgerald, MS, RN,* Lauren F. Streicher, MD,† R-Jay Marcus, MD,* and Robert J. McCarthy, PharmD*Systemic Lidocaine to Improve Postoperative Quality of Recovery After Ambulatory Laparoscopic Surgery Anesth Analg 2012;115:262–7
  4. McCarthy et al. Impact of Intravenous Lidocaine Infusion on Postoperative Analgesia and Recovery from Surgery. A Systematic Review of Randomized Controlled Trials. Department of Anesthesiology, Duke University Medical Center, Durham, North Caro-lina, USA . Drugs 2010.
  5. S. Weibel1,*, J. Jokinen1, N. L. Pace2, A. Schnabel1, M. W. Hollmann. Efficacy and safety of intravenous lidocaine for postoperative analgesia and recovery after surgery: a systematic review with trial sequential analysis. British Journal of Anaesthesia, 116 (6): 770–83 (2016)
  6. Kranke P, Jokinen J, Pace NL, et al. Continuous intravenous perioperative lidocaine infusion for postoperative pain and recovery. Cochrane Database Syst Rev 2015; 7
  7. Nicholas T. Ventham1 • Ewan D. Kennedy1 • Richard R. Brady1 • Hugh M. Pater-son1 • Doug Speake1 Efficacy of Intravenous Lidocaine for Postoperative Analgesia Following Laparoscopic Surgery: A Meta-Analysis. World J Surg (2015) 39:2220–2234.

Resumen a cargo de de Yolitzi Gpe. Herrera Rodríguez (Anestesiología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?