Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Ketamina vía oral para el dolor y la depresión resistente al tratamiento.

La ketamina es un antagonista del receptor NMDA (N-metil-D-aspartato) que se usa comúnmente como agente anestésico (Barreveld, Correll, Liu, Max, McGowan, Shovel, Wasan & Nedeljkovic, 2013). Sin embargo, también ha demostrado eficacia en el tratamiento del trastorno de depresión mayor (resistente a los tratamientos farmacológicos previos o no) y en la depresión bipolar (Fond, Loundou, Rabu, Macgregor, Lançon, Brittner, Micoulaud-Franchi, Richieri, Courtet, Abbar, Roger, Leboyer & Boyer, 2014). Incluso ha demostrado mejores efectos antidepresivos comparado con midazolam (Murrough, Iosifescu, Chang, Al Jurdi, Green, Perez & Charney, 2013).

Actualmente, el área de la psiquiatría ha prestado poca atención al manejo de la ketamina oral y otras vías no intravenosas para el dolor crónico. En el área del tratamiento del dolor, hay una amplia experiencia con la aplicación de ketamina oral, así como por vía IV se ha indicado ketamina via oral para dolor neuropático de origen diverso, síndrome de dolor regional complejo, dolor por cáncer, dolor orofacial y el dolor del miembro fantasma (Schoevers, Chaves, Balukova, aan het Rot, & Kortekaas, 2016).

En una revisión (Schoevers, et al., 2016), donde se incluyeron estudios que evaluaban el efecto de la ketamina, tanto para el manejo del dolor como para la depresión resistente a tratamiento, se encontró que los estudios presentan baja calidad en cuanto a metodología. La dosis usada en estos estudios era menor para el tratamiento de la depresión comparado con los estudios que evaluaban el uso analgésico. Los estudios sobre el dolor sugieren que la ketamina oral puede ser aceptable para la depresión resistente al tratamiento en términos de tolerabilidad y los efectos secundarios, sin embargo, pocos estudios han examinado sistemáticamente las consecuencias negativas a largo plazo.

En la mayoría de los estudios, se utilizó la vía IV tanto para la depresión como para el dolor, además la ketamina como antidepresivo se da generalmente en duraciones más cortas (1-32 días) que como analgésico. Las dosis utilizadas en los estudios de dolor diferían de la dosis equivalente racemato oral diaria de 0.1 a través de la administración oral a 62.5 mg / kg / día por vía intravenosa, por lo tanto, no es posible establecer una asociación de dosis-respuesta, pero la mayoría de los estudios sobre el dolor mostraron una reducción del dolor, incluso con dosis orales bajas, mientras que los estudios que utilizaron vía IV, no redujo las puntuaciones de dolor. Debido a esto, se considera que la dosis está principalmente relacionada con la biodisponibilidad de la ketamina, además de la formulación (tableta o solución, la concentración de ketamina), el estado del estómago, la inducción de enzimas en la dieta, y las diferencias individuales en el fenotipo del citocromo.

En la mayoría de los estudios no se mencionó que los efectos secundarios de la ketamina oral fueran tan intensos como para interrumpir el tratamiento. Los efectos secundarios comúnmente mencionadas fueron: mareos, alucinaciones, náuseas, vómitos, somnolencia, confusión, mareos, dolor de cabeza, somnolencia y la ansiedad, y generalmente los efectos adversos se limitan a la fase de tratamiento de ketamina y no persisten después de la interrupción de ketamina (Schoevers, Chaves, Balukova, aan het Rot, & Kortekaas, 2016).

En otro estudio, donde se evaluaron a pacientes en cuidados paliativos, se administró ketamina (0.5 mg / kg) vía oral diariamente durante un período de 28 días para los pacientes que tenían síntomas depresivos. De los 14 pacientes evaluados, 8 de ellos completaron el periodo de tratamiento. Se encontró mejoría significativa tanto en el dolor como en la depresión en los 8 pacientes que completaron el tratamiento. En el caso de los síntomas depresivos, se observó respuesta a los 14 días y permanecieron hasta el día 28, por otro lado, los efectos adversos presentados por los pacientes fueron poco frecuentes, siendo los más comunes: diarrea, dificultad para dormir y problemas para permanecer sentado (Irwin, Iglewicz, Nelesen, Lo, Carr, Romero & Lloyd, 2013).

Bibliografía

  1. Barreveld, A. M., Correll, D. J., Liu, X., Max, B., McGowan, J. A., Shovel, L., ... & Nedeljkovic, S. S. (2013). Ketamine Decreases Postoperative Pain Scores in Patients Taking Opioids for Chronic Pain: Results of a Prospective, Randomized, Double-Blind Study. Pain Medicine, 14(6), 925-934.
  2. Fond, G., Loundou, A., Rabu, C., Macgregor, A., Lançon, C., Brittner, M., ... & Roger, M. (2014). Ketamine administration in depressive disorders: a systematic review and meta-analysis. Psychopharmacology, 231(18), 3663-3676.
  3. Schoevers, R. A., Chaves, T. V., Balukova, S. M., aan het Rot, M., & Kortekaas, R. (2016). Oral ketamine for the treatment of pain and treatment-resistant depression. The British Journal of Psychiatry, 208(2), 108-113.
  4. Irwin, S. A., Iglewicz, A., Nelesen, R. A., Lo, J. Y., Carr, C. H., Romero, S. D., & Lloyd, L. S. (2013). Daily oral ketamine for the treatment of depression and anxiety in patients receiving hospice care: a 28-day open-label proof-of-concept trial. Journal of palliative medicine, 16(8), 958-965.
  5. Murrough, J. W., Iosifescu, D. V., Chang, L. C., Al Jurdi, R. K., Green, C. E., Perez, A. M., ... & Charney, D. S. (2013). Antidepressant efficacy of ketamine in treatment-resistant major depression: a two-site randomized controlled trial. American Journal of Psychiatry.

Resumen a cargo de de por Ofelia Citlalli López Jiménez (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?