Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Percepción de la intensidad del dolor crónico.

El método más usado para evaluar el dolor en pacientes crónicos es mediante la Escala Visual Análoga (EVA) y la Escala Verbal Análoga (EVERA), medidas diseñadas para poder cuantificar la intensidad de la experiencia dolorosa a fin de contar con datos objetivos que guíen el curso de los tratamientos.

Sin embargo se ha cuestionado el uso de estas mediciones en diversos estudios. En el campo perceptual Wolrich, Poots, Kuehler, Rice, Rahman y Bantel (2014) midieron la forma en que los pacientes londinenses con dolor crónico, dolor agudo y sin dolor (pacientes control) dan sentido a las escalas numéricas y verbales. Para ello, realizaron diversas tareas perceptuales de en las que se pedía a los pacientes, colocar números en una línea continua y reconocieran el número que correspondería a una marca situada en una línea horizontal.

Encontraron que los pacientes con dolor tienen mayor número de errores al representar un número de manera verbal y visual que los pacientes sin dolor, a si mismo, la magnitud del error era dos mayor al grupo control, este patrón es similar las respuestas emitidas por pacientes con accidentes cerebrovasculares (Doricchi, Guariglia, Gasparini & Tomaiuolo, 2005)

Al comparar el dolor agudo y crónico sobre la disfunción del sentido del número se encontró que los mecanismos iniciales del dolor agudo tienen un efecto pequeño sobre la función cerebral, y que al persistir dichos mecanismos conducen a cambios morfológicos y funcionales permanentes como los reportados por Smallwood, Laird, Ramage, Parkinson, Lewis, Clauw, Williams, Achmidt- Wilcke, Farrell, Eickhoff y Robin (2013) quienes observaron que el dolor crónico se asocia con reducción del volumen de la materia gris del cerebro en regiones asociadas y no al procesamiento del dolor.

Desde la perspectiva psicosocial en la valoración del dolor Robinson-Papp, George, Dorfman y Simpson (2015), preguntaron a pacientes con dolor crónico por diabetes, VIH y dolor de espalda baja, su opinión acerca de los instrumentos de evaluación.

Todos los pacientes se mostraron dudosos acerca de la de capacidad de dichos instrumentos para captar adecuadamente la intensidad de su dolor en el número o categoría reportada, ya que incluían factores de funcionalidad, estado emocional, opiniones de terceros, problemas para definir y clasificar las sensaciones como partes de un síndrome doloroso, dificultad para promediar el dolor en un periodo determinado debido a la variabilidad de la intensidad y dificultades con la memoria, y conflictos para considerar los valores extremos de las escalas por la condición crónica del dolor.

Por otro lado el uso de conceptos como "dolor medio” o “habitual" y "Buenos" días y "malos" días fueron constructos mejores entendidos por los pacientes. Lo anterior denota que el evaluador que quiera evaluar el dolor en pacientes crónicos deberá considerar mejorar la comunicación y tratar de comprender las sensaciones que el paciente incluye para mejorar los enfoques educativos e informativos del dolor (Robinson-Papp, George, Dorfman & Simpson, 2015)

Además es importante considerar que al ser el dolor crónico, su intensidad no debe ser la única medida, si no también contemplar causas y consecuencias del dolor para entender y aplicar un mejor tratamiento multimodal, puesto que lo cuantitativo no resume la experiencia y significado del dolor para cada paciente en particular. Con este fin un informe verbal detallado entre paciente y médico permitirá apreciar de manera amplia las experiencias del paciente y ofrecer empatía y orientación más completa (Ballantyne & Sullivan, 2015).

Bibliografía

  1. Ballantyne, J. C., & Sullivan, M. D. (2015). Intensity of Chronic Pain—The Wrong Metric?. New England Journal of Medicine, 373(22), 2098-2099.
  2. Doricchi F, Guariglia P, Gasparini M, Tomaiuolo F. Dissociation between physical and mental number line bisection in right hemisphere brain damage. Nat Neurosci 2005; 8: 1663–5
  3. Smallwood, R. F., Laird, A. R., Ramage, A. E., Parkinson, A. L., Lewis, J., Clauw, D. J., Williams, D. A., Achmidt- Wilcke, T., Farrell, M. J., Eickhoff, S.B. & Robin, D. A. (2013). Structural brain anomalies and chronic pain: a quantitative meta- analysis of gray matter volume. The Journal of Pain,14 (7), 663-675.
  4. Robinson-Papp, J., George, M. C., Dorfman, D., & Simpson, D. M. (2015). Barriers to chronic pain measurement: a qualitative study of patient perspectives. Pain Medicine, 16(7), 1256-1264.
  5. Wolrich, J., Poots, A. J., Kuehler, B. M., Rice, A. S. C., Rahman, A., & Bantel, C. (2014). Is number sense impaired in chronic pain patients?. British journal of anaesthesia, 113(6), 1024-1031.

Resumen a cargo de de por Ana Roldán (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?