Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Factores psicosociales que contribuyen a la fatiga en pacientes con cáncer avanzado.

Casi un tercio de los pacientes con cáncer presentan alrededor de tres síntomas físicos o más, siendo los más comunes la fatiga y el insomnio. Los problemas de sueño se relacionan con otros síntomas como la ansiedad, la depresión y la fatiga, por lo que cada síntoma parece mantener y exacerbar a los demás (Fleming, Randell, Harvey & Espie, 2014). Por ejemplo, un paciente que presenta dolor, podría experimentar insomnio y fatiga durante el día, o el mismo uso de analgésicos contribuir a la fatiga (Minton, Strasser, Radbruch & Stone, 2012).

La fatiga se define como una sensación distresante, que es constante y subjetiva de cansancio o agotamiento, relacionado ya sea con el cáncer o con el tratamiento del mismo, pero este cansancio no es proporcional a la actividad que el paciente realizo. Afecta el funcionamiento normal, las áreas personales, sociales y profesionales, además de la calidad de vida (Paiva & Paiva, 2013).

Aunque el mismo tratamiento puede ocasionar la fatiga, hay otros factores que se han relacionado con este síntoma, entre ellos: un alto conteo de glóbulos blancos, lactato deshidrogenasa, albúmina y proteína C-reactiva, y bajos niveles de hemoglobina (Paiva & Paiva, 2013). Sin embargo, se debe identificar cuáles de esas variables se pueden tratar, ya que por ejemplo, medicamentos utilizados para corregir la anemia en las primeras etapas del cáncer pueden empeorar los resultados en los pacientes con enfermedad avanzada (Minton, et al., 2012).

Por otro lado, también hay factores psicosociales que se han relacionado con la fatiga, entre ellos: tener habilidades de afrontamiento pobres o inadecuadas, la existencia de temor sobre la progresión de la enfermedad, pensamientos disfuncionales relacionados con la fatiga, problemas para dormir, patrones de actividad irregulares, apoyo social insuficiente y estado de ánimo depresivo. En un estudio realizado en un grupo de pacientes con cáncer que recibía tratamiento paliativo (Peters, Goedendorp, Verhagen, Graaf & Bleijenberg, 2014) se evaluó en qué medida los siete factores anteriores se relacionaban con la fatiga y si alguno de ellos tenía mayor importancia con respecto al síntoma. Todos los factores psicosociales se relacionaron con la fatiga, sin embargo, los problemas de sueño y el nivel bajo de actividad física fueron los mayores predictores.

Identificar los elementos que se relacionan, es importante para considerar a la fatiga como un síntoma multifactorial y así desarrollar una intervención en cuidados paliativos. Es decir, si los problemas de sueño y la baja actividad física son las condiciones que más se relacionan con la fatiga en los pacientes con cáncer avanzado, entonces la intervención tendría que estar dirigida en manejar estos dos aspectos para disminuir la fatiga (Peters, et al., 2014).

La intervención cognitivo conductual para el manejo de fatiga, ha presentado resultados efectivos. Por ejemplo, en una investigación realizada en el 2014 (Fleming, Randell, Harvey & Espie) con pacientes con cáncer, evaluaron los síntomas de insomnio, fatiga, ansiedad y depresión antes y después de una intervención de terapia psicológica bajo el enfoque cognitivo conductual (TCC). En este estudio hubo dos grupos: un grupo control donde los pacientes llevaban un tratamiento habitual y otro grupo, con intervención cognitivo conductual. Los resultados demostraron que en el grupo de intervención cognitivo conductual, los síntomas de insomnio y fatiga disminuyeron, sin embargo, para el síntoma de ansiedad no hubo cambios y hubo una modesta reducción en los síntomas de depresión. Por último, después del tiempo de intervención, siete pacientes del grupo de TCC no presentaron síntoma alguno, mientras que en el grupo de tratamiento habitual, todos los pacientes siguieron presentando síntomas.

Es importante recordar que síntomas físicos como la fatiga, el dolor o el insomnio pueden ser exacerbados ante reacciones psicológicas negativas, es por esto que, intervenciones psicológicas como la terapia cognitivo conductual puede ser de utilidad. Además el fracaso de aliviar un síntoma, puede empeorar los demás, o por el contrario, la reducción de uno de ellos puede reducir o prevenir otros síntomas (Kwekkeboom, et al., 2012).

Bibliografía

  1. Fleming, L., Randell, K., Harvey, C. J., & Espie, C. A. (2014). Does cognitive behaviour therapy for insomnia reduce clinical levels of fatigue, anxiety and depression in cancer patients?. Psycho-Oncology, 23(6), 679-684.
  2. Kwekkeboom, K. L., Abbott-Anderson, K., Cherwin, C., Roiland, R., Serlin, R. C., & Ward, S. E. (2012). Pilot randomized controlled trial of a patient-controlled cognitive-behavioral intervention for the pain, fatigue, and sleep disturbance symptom cluster in cancer. Journal of pain and symptom management, 44(6), 810-822.
  3. Minton, O., Strasser, F., Radbruch, L., & Stone, P. (2012). Identification of factors associated with fatigue in advanced cancer: a subset analysis of the European palliative care research collaborative computerized symptom assessment data set. Journal of pain and symptom management, 43(2), 226-235.
  4. Paiva, C. E., & Paiva, B. S. R. (2013). Prevalence, predictors, and prognostic impact of fatigue among Brazilian outpatients with advanced cancers. Supportive Care in Cancer, 21(4), 1053-1060.
  5. Peters, M. E., Goedendorp, M. M., Verhagen, S. A., Graaf, W. T., & Bleijenberg, G. (2014). Exploring the contribution of psychosocial factors to fatigue in patients with advanced incurable cancer. Psycho-Oncology, 23(7), 773-779.

Resumen a cargo de de por Ofelia Citlalli López Jiménez (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?