Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: El paciente paliativo y el departamento de urgencias.

Durante la atención del paciente paliativo en casa se generan escenarios e inquietudes por parte tanto del paciente como de los cuidadores o familiares, que muchas veces ocasionan la toma de decisiones precipitada, que puede llevar al traslado del paciente a un departamento de urgencias, con todo lo que ello implica, consumo de recursos humanos, materiales y económicos para la familia y para la institución que lo recibe, en muchos casos, la visita al departamento de urgencias puede evitarse con una planeación adecuada de la atención de las situaciones de urgencias en casa, una formación e información sobre los escenarios posibles y una explicación clara por parte del equipo médico en cuento al manejo y situaciones que pueden suscitarse.

La visita a urgencias puede representar una oportunidad para el equipo médico de entablar conversaciones en momentos difíciles, así como establecer decisiones en cuanto a la atención al final de la vida, el tratamiento indicado o para aclarar dudas en cuanto a la evolución, usualmente, la aparición de nuevos síntomas, la dificultad para controlar los existentes, un rápido deterioro o el exceso de carga del cuidador son los motivos más usuales para estas visitas.

Existe poca literatura que estudie los modelos de atención para el paciente paliativo en urgencias, hasta ahora, cada centro hospitalario brinda distintos tipo de atención según los recursos o lineamientos sus clínicas de cuidados paliativos.

En un estudio realizado por Grudzen, comenta que la mayoría de los paciente que recibieron atención paliativa en el departamento de urgencias reportaron como molestia principal en el 2005 disnea, mientras que en el 2009 fue debilidad, otras molestias que reportaron fue diarrea, ictericia o caídas, el diagnóstico final en ambos años fue neumonía, en este estudio se documento también el dolor en el 93% de los casos estudiados y reporta que el 40% de los pacientes refería dolor moderado a severo, cerca del 50% de los pacientes recibían tratamiento analgésico, pocos pacientes resultaron en intubación y otro pequeño porcentaje contaban con directrices avanzadas.

La atención en el departamento de urgencias no siempre está indicada, el número de visitas a urgencias en ocasiones es utilizado como indicador de la calidad de la atención paliativa al final de la vida, existen estudios que comentan que cerca del 50% de las admisiones a urgencias de pacientes paliativos se pudieron evitar o no tenían indicación médica.

Hjermstad comenta en el artículo Are emergency admissions in palliative cancer care always necessary? Results from a descriptive study, que los pacientes que fueron admitidos al departamento de urgencias reportaron como principal síntoma molestias gastrointestinales como nausea o vómito, diarrea o constipación, siendo el 26% del total, problemas pulmonares como disnea, derrame o embolismo, 20%, mientras que por dolor fue del 15% y por deterioro funcional el 9%.

Es interesante comentar que en este mismo estudio se analizaron los procedimientos realizados en urgencias, siendo que el 78% recibieron hidratación, 42% recibieron antibióticos, 30% terapia con oxígeno, así como la utilización de diversos estudios de imagen, el 23% comentaron que hubieran preferido atención en casa y procedimientos menores.

En el afán de enviar al paciente paliativo a casa, en muchos casos por intentar respetar los deseos del paciente, se realizan valoraciones o procedimientos menores de una forma ágil, sin embargo, es necesario contar con los elementos que aseguren una buena calidad de atención una vez que el paciente deja urgencias, el Dr Ian Warwick en el artículo Rapid palliative discharge home, sugiere una serie de pasos para que esta atención sea asegurada, entre los que incluye, un adecuado plan de manejo sintomático para el paciente, transporte, cuidado por parte de enfermería, terapia física, terapia ocupacional, plan por parte de trabajo social, etc, sin embargo en nuestras condiciones esto no siempre es posible, por lo que en algunas ocasiones el alta a domicilio no es la mejor opción, una adecuada planeación de las urgencias durante la consulta de cuidados paliativos puede, en muchas ocasiones, evitar este tipo de situaciones.

Existen ciertas situaciones que podemos considerar como urgencias paliativas, que en ocasiones ameritaran sedación, esta es una clara justificación para acudir al departamento de urgencias:

1. Hemorragia masiva con compromiso vital inmediato
2. Sofocación con obstrucción aguda e irreversible de la vía aérea
3. Convulsiones o estatus epiléptico
4. Delirium hiperactivo refractario a tratamiento
5. Síntomas refractarios

Además de otras urgencias oncológicas que merecen atención inmediata como hipercalcemia, compresión medular o síndrome de vena cava.

Susanne M Mierendorf no sugiere en el artículo Palliative Care in the Emergency Department que la discusión de los objetivos de cuidado del paciente paliativo en urgencias debe incluir:

En conclusión, la visita del paciente paliativo al departamento de urgencias es un evento estresante para él y los cuidadores, con un alto consumo de recursos, por lo que las indicaciones precisas del plan de cuidado, la preparación para los escenarios posibles, la comunicación efectiva y el conocimiento de las urgencias pueden ser factores que eviten estas situaciones, sin embargo, no deja de ser un oportunidad para aliviar el sufrimiento y mejorar el plan de atención sintomática, tanto del paciente como del cuidador que en muchas ocasiones busca la atención en estos centros por ver sobrepasada su capacidad para resolver los problemas a los que se enfrenta, siempre debemos buscar el punto de equilibrio entre el uso de recursos y las preferencias del paciente, procurando respetar la autonomía pero siempre velando por el bienestar y mejor control sintomático.

Bibliografía

  • Corita R. Grudzen et al; The Palliative Care Model for Emergency Department Patients with Advanced Illness; JOURNAL OF PALLIATIVE MEDICINE; Volume 14, Number 8, 2011
  • Corita R. Grudzen et al; Characteristics of Emergency Department Patients Who Receive a Palliative Care Consultation; JOURNAL OF PALLIATIVE MEDICINE; Volume 15, Number 4, 2012
  • Yates M, Barrett A. Oncological emergency admissions to the Norfolk and Norwich University Hospital: an audit of current arrangements and patient satisfaction. Clin Oncol (R Coll Radiol) 2009;3:226–33.
  • Hjermstad MJ, Kolflaath J, Lřkken AO, et al; Are emergency admissions in palliative cancer care always necessary? Results from a descriptive study; BMJ Open 2013
  • Susanne M Mierendorf et al; Palliative Care in the Emergency Department; The Permanente Journal/ Spring 2014/ Volume 18 No. 2

Resumen a cargo de de por Francisco Garzón Garnica (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?