Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Fibromialgia, El Prototipo del Síndrome de Sensibilidad Central

El síndrome de fibromialgia, es el más común síndrome de sensibilidad central (procesamiento anormal y aumento de la sensibilidad central causada por los cambios neurobiológicos que causan la desregulación de los mecanismos encargados de la sensación de dolor). Afecta a más del 5% de la población, normalmente en mujeres de mediana edad (Boomershine, 2015) y se caracteriza por dolor generalizado, patrón predecible de ''puntos sensibles'', rigidez, fatiga y sueño perturbado; así como aspectos psicosociales como el distress emocional (Desmeules, Chabert, Rebsamen, Rapiti, Piguet, Besson, ... & Cedraschi, 2014).

Las investigaciones han identificado que los factores neurológicos, hormonales, genéticos y psicológicos pueden contribuir a la fisiopatología de la fibromialgia. Algunos pacientes identifican un evento desencadenante específico que precipitó el padecimiento, y por lo general es un trauma emocional o estrés crónico, otros pacientes desarrollan espontáneamente los síntomas (Boomershine, 2015).

Un modelo biopsicosocial sugiere que los factores psicológicos y sociales predisponen, desencadenan y perpetúan los síntomas de fibromialgia. Estos pueden ser debido a alteraciones en el procesamiento central de la entrada sensorial, junto con aberraciones en la inhibición endógena de dolor. La exposición a factores estresantes físicos o psicosociales pueden contribuir al procesamiento del dolor disfuncional (Häuser, Wolfe, Tölle, Üçeyler, & Sommer, 2012).

Se ha propuesto un método breve de evaluación clínica que sirve como una regla mnemotécnica para recordar los dominios fundamentales: FIBRO. F= Fatigue and Fog (fatiga y disfunción cognitiva), I= Insomnia (insomnio), B= Blues (depresión y ansiedad), R= Rigidity (rigidez de los músculos y las articulaciones) y O= Ow! (dolor y sensibilidad generalizada) (Boomershine, 2015).

Las guías actuales indican que el mejor tratamiento para fibromialgia debe incluir fármacos (antidepresivos tricíclicos, inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina, y los analgésicos opioides), rehabilitación y terapia psicológica (Cuatrecasas, Alegre, Fernandez-Solà, Gonzalez, Garcia-Fructuoso, Poca-Dias, ... & Puig-Domingo, 2012).

Las variables cognitivo-conductuales pueden ser clave en el desarrollo y mantenimiento del dolor persistente y la discapacidad funcional. Por ejemplo, las personas con alto catastrofismo, aumentan la percepción del dolor mediante el aumento de la actividad de las áreas del cerebro involucradas en la anticipación del dolor (corteza frontal medial, cerebelo), atención al dolor (dorsal circunvolución cingulada anterior, corteza prefrontal dorsolateral) y los aspectos emocionales del dolor (claustro, estrechamente vinculado a la amígdala) en respuesta a estímulos dolorosos. En el caso de la fibromialgia, la hipersensibilidad puede ser causada por la expectativa y/o hipervigilancia del dolor (Boomershine, 2015).

Los tratamientos basados en la terapia cognitivo conductual, se centra en identificar los patrones de los comportamientos desadaptativos que se caracterizan por la evitación del dolor y la angustia. Con el tiempo, este tipo de estrategias de evitación tienden a aumentar la discapacidad sin una disminución de síntomas. Para mejorar el funcionamiento y la calidad de vida, la evitación de comportamientos están dirigidos normalmente a utilizar intervenciones orientadas a la exposición. La Terapia de Aceptación y Compromiso, es un modelo que se desarrolla dentro del enfoque de tratamiento cognitivo-conductual, enfocado en mejorar el funcionamiento y la calidad de vida mediante la enseñanza para actuar con mayor eficacia, promover la aceptación de las reacciones negativas que no se pueden cambiar directamente (pensamientos, emociones, sensaciones corporales) a cambio de la participación en actividades que sean significativas, aunque posiblemente dolorosas (es decir, la exposición) (Jensen, Kosek, Wicksell, Kemani, Olsson, Merle, ... & Ingvar, 2012).

Es importante considerar que no existe una cura para la sensibilización central que causa la fibromialgia, sin embargo, existen tratamientos eficaces para controlar los síntomas que pueden permitir a los pacientes vivir una vida plena y productiva (Boomershine, 2015).

Bibliografía

  • Cuatrecasas, G., Alegre, C., Fernandez-Solà, J., Gonzalez, M. J., Garcia-Fructuoso, F., Poca-Dias, V., ... & Puig-Domingo, M. (2012). Growth hormone treatment for sustained pain reduction and improvement in quality of life in severe fibromyalgia. Pain, 153(7), 1382-1389.
  • Desmeules, J., Chabert, J., Rebsamen, M., Rapiti, E., Piguet, V., Besson, M., ... & Cedraschi, C. (2014). Central pain sensitization, COMT Val158Met polymorphism, and emotional factors in fibromyalgia. The Journal of Pain, 15(2), 129-135.
  • Häuser, W., Wolfe, F., Tölle, T., Üçeyler, N., & Sommer, C. (2012). The role of antidepressants in the management of fibromyalgia syndrome. CNS drugs, 26(4), 297-307.
  • Jensen, K. B., Kosek, E., Wicksell, R., Kemani, M., Olsson, G., Merle, J. V., ... & Ingvar, M. (2012). Cognitive Behavioral Therapy increases pain-evoked activation of the prefrontal cortex in patients with fibromyalgeia. Pain, 153(7), 1495-1503.
  • S Boomershine, C. (2015). Fibromyalgia: The Prototypical Central Sensitivity Syndrome. Current rheumatology reviews, 11(2), 131-145.

Resumen a cargo de Ofelia Citlalli López Jiménez (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?