Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Artículo

Palliative Care and the Hemato-Oncological Patient:
Can We Live Together? A Review of the Literature
Vanessa J. Manitta, Jennifer A.M. Philip, Merrole F. Cole-Sinclair. Journal of Palliative Medicine 13(8): 2010

A pesar de los avances en el tratamiento de las neoplasias hematológicas, muchos pacientes siguen muriendo a causa de su enfermedad. Sin embargo, las necesidades en las fases finales de la vida para este grupo de pacientes no han sido bien descritos. Para muchas instituciones, los hematólogos proporcionan la mayor parte de los cuidados paliativos sin el apoyo de un servicio de cuidados paliativos.

Los pacientes con neoplasias hematológicas tuvieron una tasa de 18% de acceso a los cuidados paliativos en comparación el 44% de los pacientes con tumores sólidos. Lo que ha sugerido que la falta de referencia a la unidad de paliativos se debe a que la intensidad de los síntomas encontrados es menor que en el paciente oncológico.

La evolución de la enfermedad no es necesariamente comparable con el paciente oncológico, ya que por lo general tienen exacerbaciones agudas de la enfermedad las cuales se ven tratadas con tratamientos que pueden llevar hacia la remisión y este ciclo puede durar muchos años, con una trayectoria más rápida hacia la muerte. Los pacientes cerca de la final de la vida pueden requerir transfusiones frecuentes y/o intervenciones que lo obliguen a asistir a un cuidado hospitalario.

Los diferentes características que engloba la enfermedad hematológica puede hacer muy difícil el pronóstico de la naturaleza de la enfermedad la cual a menudo es impredecible y con una elevada mortalidad, entre los indicadores se encuentran: los patrones de enfermedad, tiempo hasta la recaída, la respuesta al tratamiento y las complicaciones del tratamiento, especialmente sepsis y hemorragia, que pueden transformar la cura potencial en la necesidad de cuidados paliativos en cuestión de horas.

La presencia de nuevos tratamientos hematológicos con frecuencia cambian los objetivos de la atención; la mejora en los resultados generales de las neoplasias hematológicas depende del reclutamiento de pacientes en estos ensayos y no siempre está claro qué pacientes responden a las terapias de nueva línea lo que dificulta el momento de determinar el apoyo para el manejo de los cuidados paliativos.

A su vez el personal médico involucrado evita la discusión de la muerte, ya que estaría en contradicción con el enfoque positivo en la curación. Este exceso de optimismo es común en el tratamiento del cáncer, así como las expectativas poco realistas de sus pacientes y sus familias lo que puede contribuir a los retrasos en la atención paliativa.

Una revisión sistemática realizada por Ahmed et al; ha identificado que la falta de conocimiento de los cuidados paliativos entre los pacientes, cuidadores y profesionales, junto con la falta de criterios de derivación estándar es un obstáculo para el acceso y la referencia a éstos.

En reconocimiento de las limitaciones de una remisión tardía, la Organización Mundial de la Salud promueve una interfaz mejorada entre los enfoques curativos y paliativos para el tratamiento, con énfasis en la necesidad de mantener la calidad de vida en todas las etapas del tratamiento del cáncer y de considerar la salud y el bienestar de los familiares y cuidadores del paciente, incluyendo el asesoramiento y apoyo durante el período de luto.

Resumen a cargo de Alejandra Land?n (Algología, INCMNSZ).


Mas información del artículo

Regresar a la lista de artículos de interés

2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?