Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: La sensibilidad al dolor está inversamente relacionada a la densidad de la
materia gris regional en el cerebro.

El dolor es una experiencia sensitiva multidimensional con interacciones sensoriales, cognitivas, afectivas y genéticas. La neuro-imagen funcional ha revelado relaciones entre la intensidad de dolor y la activación del tálamo, corteza cingular anterior, ínsula y las cortezas primaria y secundaria somatosensoriales; el surco interparietal y el lóbulo parietal pudiesen contribuir también a las diferencias individuales de la sensibilidad al dolor al dirigir la atención a los estímulos dolorosos.

Estudios estructurales sugieren que el dolor a corto y largo plazo genera cambios morfológicos en el cerebro. Estudios con morfometría basada en voxel (VBM por sus siglas en inglés), determinaron un incremento en el volumen de la materia gris en las regiones involucradas en la nocicepción. Un año más tarde esas diferencias no eran detectables, esto sugiere que los cambios estructurales son reversibles en ausencia del estímulo doloroso. Estas diferencias pudiesen contribuir en proceso neurales tales como la construcción y la modulación de dolor en individuos sanos. En este estudio se realizó un análisis VBM para determinar si la densidad de la materia gris (DMG), se asociaba a diferencias en la sensibilidad al dolor definidos como rangos de intensidad de dolor a los estímulos supra-umbrales.

En este estudio se evaluaron a 116 sujetos sanos de diferentes grupos étnicos (afro-americanos, asiáticos, caucásicos (la mayoría), latinos e indios. Se aplicaron estímulos calóricos a varias temperaturas, realizando imágenes de RM y análisis de VBM. Se tomaron en cuenta las diferencias sustanciales de la DMG en función de la edad el sexo y la etnia. De acuerdo a esto la relación entre estos factores y la sensibilidad al dolor. Al analizar los resultados no se encontró diferencias en la intensidad del dolor relacionados a la edad, sexo o grupo étnico.

Usando un análisis de VBM del cerebro total, se identificó una relación inversa entre la sensibilidad al dolor y l DMG en la corteza posterior de la cíngula, precúneo, surco interparietal, lóbulo parietal inferior y corteza sensorial primaria. De acuerdo a esta relación entre las estructuras cerebrales y la sensibilidad al dolor, pudiesen reflejar un proceso estable que contribuye a las diferencias individuales en la sensibilidad al dolor. De manera sorpresiva algunas de las regiones que exhibieron relación se encontraban inactivas durante la estimulación nociceptiva aguda.

Otro hallazgo hecho durante este estudio fue el establecimiento de la DMN (por sus siglas en inglés Default mode network) y el dolor. En el presente estudio se encontró que estar región (formada por la corteza prefrontal media, la corteza cingular posterior y el precúneo), que se encuentra activa durante el tiempo de descanso, la introspección, los sueños despiertos, y desactivada durante la carga cognitiva, la hipnosis, la realización de tareas y la meditación; resulto con una relación inversa entre su DMG y el dolor. Los sujetos sensibles al dolor tenían una menor densidad de materia gris en la DMN. Aunque no se puede dejar claro si los cambios en el DMN son causa o consecuencia de las diferencias entre individuos para la sensibilidad al dolor.

Por último, este estudio mostró una relación inversa en la DMG en la corteza primaria y la sensibilidad al dolor a los estímulos dolorosos supra-umbral.

En un estudio similar Gustin y cols, encuentran una asociación entre el dolor crónico de tipo neuropático y la DMG en la corteza media prefrontal, corteza anterior de la cíngula, y en el tálamo mediodorsal; pero además encontraron que estas modificaciones anatómicos generaban cambios significativos en la personalidad de los pacientes.

Al estudiar por este método a pacientes con dolor crónico de espalda baja, Mao y cols, encontraron una reducción en el volumen de la materia gris principalmente en el giro postcentral izquierdo y el precúneo izquierdo así como de modo bilateral en la corteza cuneal. Mientras que se observó un incremento de la materia gris subcortical en el putamen así como en el núcleo acumbens, núcleo pálido y caudado así como en la amígdala izquierda. Concluyendo este estudio con la afirmación de que el dolor bajo de espalda genera más cambios morfológicos a nivel de materia gris en comparación con dolor alto de espalda.

Existen algunos resultados reportados, Kairys y cols, reportaron un estudio donde se realizó análisis VBM donde observaron un aumento en la DMG en la corteza primaria somatosensorial, el lóbulo parietal superior, y el área motora suplementaria derecha en las pacientes portadoras de cistitis intersticial.

Aunque no tan estudiado Lieberman y cols, reportaron cambios estructurales en la materia blanca asociados con dolor crónico músculo esquelético, descrito en términos de menor ansiotropía fraccional (medición por IRM de los tractos neurales) en la porción caudal del cuerpo calloso, y de la cíngula adyacente al hipocampo. También se observaron cambios en la capsula interna, externa y fascículo superior longitudinal.

En conclusión podemos decir que os estudios de neuro-imagen como el VBM permiten un acercamiento para entender los cambios morfológicos propios de cada tipo de dolor crónico así como poder comprender los posibles motivos de la variación individual en cuanto a la sensibilidad al dolor.

Bibliografía

  • Emerson NM, Zeidan F, Lobanov OV, et al. Pain sensitivity is inversely related to regional grey matter density in the brain. Pain 2014; 155: 566-573.
  • Gustin SM, McKay JG, Petersen ET, et al. Subtle Alterations in Brain Anatomy May Change an Individualís Personality in Chronic Pain. PLoS ONE 2014; 9(10): e109664
  • Kairys AE, Schmidt-Wilcke T, Puiu T, et al. Increased Brain Gray Matter in the Primary Somatosensory Cortex is Associated with Increased Pain and Mood Disturbance in Patients with Interstitial Cystitis/Painful Bladder Syndrome J Urol 2014; 193:131-137
  • Mao C, Wei L, Zhang Q, e tal. Difference in brain structure in patients with distinct sites of chronic pain: A voxel-based morphometric analysis. Neural Regen Res 2013; 8 (32): 2981-2990.
  • Lieberman G, Shpaner M, Watts R, et al. White Matter Involvement in Chronic Musculoskeletal Pain. J Pain 2014; 15(11): 1110-1119.

Resumen a cargo de Emmanuel Ponce Uscanga (Algología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?