Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Terapia de aceptación y compromiso para depresión en pacientes con cáncer.

La Terapia de aceptación y compromiso (por sus siglas en inglés, ACT) forma parte de las intervenciones de tercera generación de la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) (Hayes, Levin, Plumb-Vilardaga, Villatte, & Pistorello, 2013). La ACT promueve que la persona enferma de cáncer esté más centrada en el comportamiento relevante en cada momento y dirigido a resolver y cambiar aquello que sea posible de las situaciones concretas relacionadas con la enfermedad y otros ámbitos de su vida. El aspecto central es que el individuo esté en disposición de aceptar las emociones, sentimientos y temores derivados de la situación y de los aspectos que no pueden modificarse, ni pre-verse, ni controlarse (como es el caso de pensamientos temerosos ante el diagnóstico, el curso de la enfermedad, el tiempo de supervivencia, la posibilidad de remisiones espontáneas o la propia muerte, etc), centrando la atención diaria en un compromiso a fondo con los comportamientos dirigidos a manejar aquellos aspectos que se pueden controlar y se elige cambiar, según las prioridades que cada uno tenga (Angiola & Bowen, 2013). La ACT se centra en no pelear con los pensamientos y emociones y, por tanto, en estar dispuesto a tenerlos, a dar permiso a que ocurran los eventos privados tal cual surgirán en el transcurso del comportamiento efectivo que, en definitiva, es el eje y meta directa del cambio terapéutico (Bohlmeijer, Fledderus, Rokx, & Pieterse, 2011).

En un estudio se analizaron los problemas psicológicos derivados del diagnóstico, tratamientos y secuelas del cáncer de mama como lo es el Trastorno de Evitación Experiencial (TEE) y aportar datos sobre las posibilidades de una intervención basada en la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) que se pone a prueba con una intervención diferente basada en TCC. El TEE fue definido como un patrón inflexible que consiste en que para poder vivir se actúa bajo la necesidad de controlar y/o evitar pensamientos, recuerdos, sensaciones y otros eventos privados (por ejemplo evitar y/o controlar síntomas relacionados con cáncer como dolor, nausea o evitar saber el pronóstico de la enfermedad). Ese patrón inflexible está formado por numerosas respuestas con la misma función: controlar el malestar y los eventos privados así como las circunstancias que los generan. La necesidad permanente de eludir el malestar y la de tener placer inmediato para vivir obligan a la persona a actuar de un modo que, de manera paradójica, no le deja vivir. El problema es que tales actuaciones proporcionan un relativo alivio inmediato en ocasiones, pero provocan un efecto boomerang (el malestar vuelve a estar presente, a veces más intenso y extendido, y el alivio es breve). En el estudio 12 mujeres diagnosticadas y tratadas por cáncer de mama, fueron asignadas al azar a dos condiciones de tratamiento, una basada en ACT, cuyo eje fue la estrategia de aceptación y otra basada en TCC, cuyo eje fueron las estrategias de control cognitivo. Los grupos de tratamiento estuvieron formados por 3 mujeres. Para evaluar el TEE se tomaron medidas de ansiedad, depresión, calidad de vida y áreas importantes afectadas, antes y después de la intervención y se realizaron tres seguimientos. Los resultados mostraron una mayor repercusión de la intervención basada en ACT, especialmente cuando se tienen en cuenta los cambios a largo plazo. También se encontró que con la intervención basada en ACT hubo activación conductual aún en presencia de malestar físico o social. En cuanto a la depresión hubo cambios clínicamente significativos en 4 pacientes que recibieron ACT y 2 en pacientes intervenidos con el protocolo basado en TCC. El cambio clínicamente significativo fue pasar de depresión severa a moderada o de moderada a leve. Los autores concluyeron que el tipo de cambio que se produce en ACT es la reducción de la credibilidad de los eventos cognitivos que de un modo radical viene a evidenciarse por la actuación en dirección valiosa en presencia de eventos privados con función aversiva o de malestar. Los cambios en credibilidad es la clave diferencial de los tratamientos cognitivos centrados en el control versus centrados en la aceptación (Feros, Lane, Ciarrochi, & Blackledge, 2013).

En otro estudio existe una comparación entre la TAC y la TCC para intervenir sobre la evitación experiencial con medidas de ansiedad, depresión y calidad de vida en las mujeres con cáncer de ovario en etapa terminal. Cuarenta y siete mujeres diagnosticadas con estadio III o IV de cáncer de ovario fueron asignadas aleatoriamente a uno de dos condiciones de tratamiento. El tratamiento consistió en 12 sesiones, cada uno siguiendo un protocolo TCC o TAC. El protocolo de TCC consistió en impartir psicoeducación, técnicas de relajación y reestructuración cognitiva. El protocolo de TAC consistió en trabajar la evitación, el control emocional, y la aceptación. Los resultados indican que ambos grupos mostraron un mejor estado de ánimo y calidad de vida tras la intervención. El grupo TAC mostró mejorías significativamente mayores en comparación con el grupo TCC, en depresión, ansiedad y calidad de vida. Aunque el estudio está limitado por la aplicación de tratamiento en ambas condiciones por un solo terapeuta, el grupo de TCC mostró mejoras que eran compatibles con los tamaños del efecto disponibles en la literatura, lo que sugiere que la intervención fue un tratamiento de control fiable y eficaz (Rost, Wilson, Buchanan, Hildebrandt & Mutch, 2012).

Recientemente se presentó un estudio de ACT para manejo de depresión y la flexibilidad psicológica en pacientes con cáncer de mama. Para los investigadores la ACT podría lograr que los pacientes experimenten y gestionen las emociones negativas que consideran obstáculos a la participación en el tratamiento. La Disposición a experimentar emociones desagradables y no evitarlas es un proceso clave en la ACT que solo se logra cuando las personas se vuelven psicológicamente flexibles. La flexibilidad psicológica es definida como el contacto con el momento presente, estando consciente, pleno y sin defensa ante eventos externos e internos, disfrutando tal como es cada evento y no como lo que se dice que es, y la persistencia o el cambio en el comportamiento están en servicio de los valores elegidos. En el estudio 20 participantes fueron seleccionadas al azar y se dividieron al azar en dos grupos: control o experimental. La depresión se evaluó con el Inventario de Depresión de Beck (por sus siglas en inglés BDI-II), se aplicó también un Cuestionario de Aceptación y Acción (por sus siglas en inglés AAQ-II), y un cuestionario socio-demográfico. El grupo experimental recibió 8 sesiones de 2 horas de ACT. La etapa de seguimiento se realizó 1 mes después de la última sesión de tratamiento. Los resultados mostraron que la ACT redujo significativamente las puntuaciones del BDI-II y aumentó el puntaje en AAQ-II en comparación con el grupo control (p <0,001). Los investigadores concluyeron que la ACT puede ser considerada como un enfoque de intervención eficaz para el tratamiento de la depresión en la paciente con cáncer de mama y plantean que estos cambios se deben al aumento en la aceptación del pensamiento y el sentimiento asociado con el cáncer y el aumento de la flexibilidad psicológica que es el principal objetivo de la ACT.

En conclusión, estos estudios muestran que el mayor beneficio de la ACT en el paciente oncológico es hacer que genere flexibilidad psicológica para que acepte y no evite los eventos aversivos que pueden presentarse en su enfermedad, esto permitiría que sus conductas y su estado anímico no dependa de qué tan descontrolados estén los síntomas físicos propios de la enfermedad y su tratamiento; o bien de qué tan bueno o malo es el pronóstico de la enfermedad) la ACT mostró mayor eficacia al intentar disminuir depresión y otros estados anímicos disfuncionales para pacientes con cáncer de mama u ovario en comparación con la TCC) el mantenimiento de los puntajes bajos de depresión se deben a la suma del punto 1 y 2 ya que al generar mayor flexibilidad psicológica se adquieren conductas más funcionales para experimentar eventos aversivos y el sufrimiento que ellos pueden generar y por tanto, el estado anímico y las conductas funcionales no dependen de qué tan descontrolados o no estén los síntomas físicos como al parecer pasaba con la TCC en los estudios descritos en el apartado anterior. Los PCT declarados paliativos podrían verse beneficiados de una intervención basada en ACT similar a la recibida por las pacientes con cáncer de mama y ovario de los estudios descritos. Incluso, hay un estudio en el que se promueve la ACT en pacientes con cáncer avanzado en el que simulan cómo la ACT podría ayudar a un PCT a mejorar su calidad de vida sin importar el tiempo de sobrevida (Angiola & Bowen, 2013).

Bibliografía

  • Angiola, J. E., & Bowen, A. M. (2013). Quality of Life in Advanced Cancer An Acceptance and Commitment Therapy View. The Counseling Psychologist,41 (2), 313-335.
  • Bohlmeijer, E. T., Fledderus, M., Rokx, T. A. J. J., & Pieterse, M. E. (2011). Efficacy of an early intervention based on acceptance and commitment therapy for adults with depressive symptomatology: Evaluation in a randomized controlled trial. Behaviour research and therapy, 49 (1), 62-67.
  • Feros, D. L., Lane, L., Ciarrochi, J., & Blackledge, J. T. (2013). Acceptance and Commitment Therapy (ACT) for improving the lives of cancer patients: a preliminary study. Psycho-Oncology, 22 (2), 459-464.
  • Hayes, S. C., Levin, M. E., Plumb-Vilardaga, J., Villatte, J. L., & Pistorello, J. (2013). Acceptance and commitment therapy and contextual behavioral science: Examining the progress of a distinctive model of behavioral and cognitive therapy. Behavior Therapy, 44(2), 180-198.
  • Rost, A. D., Wilson, K., Buchanan, E., Hildebrandt, M. J., & Mutch, D. (2012). Improving psychological adjustment among late-stage ovarian cancer patients: Examining the role of avoidance in treatment. Cognitive and Behavioral Practice, 19 (4), 508-517.

Resumen a cargo de Luis Arturo Cruz Martínez (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?