Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: Duelo del cuidador y los familiares del paciente con cáncer terminal.

La palabra "duelo" proviene del término latino "dolus" que significa dolor. Es la respuesta natural a la pérdida de cualquier persona, cosa o valor con la que se ha construido un vínculo afectivo, y como tal, se trata de un proceso natural y humano y no de una enfermedad que haya que evitar o de la que haya que curarse. La expresión del duelo incluye reacciones, que muy a menudo se parecen a aquellas que acompañan a trastornos físicos, mentales o emocionales. Es importante ser muy cauteloso en la interpretación de ciertas expresiones de duelo que pueden aparecer como patológicas y ser, en realidad, manifestaciones totalmente naturales y apropiadas, dadas las circunstancias particulares de la pérdida (Serna & Estrada, 2013).

El duelo es visto como un proceso de cambio como lo mencionan diferentes modelos teóricos como los mostrados en la siguiente tabla:



Cuando un duelo se complica, el duelo guarda muchas similitudes con el trastorno de depresión en cuanto a la sintomatología. La culpa, los pensamientos de muerte más que la voluntad de vivir por parte del cuidador o los familiares del paciente, el sentimiento de que el cuidador debería haber muerto con la persona fallecida, preocupación mórbida con sentimiento de inutilidad, enlentecimiento psicomotor, deterioro funcional prolongado, experiencias alucinatorias distintas de las de escuchar la voz o ver la imagen fugaz de la persona fallecido. En el DSM V se les dará a las personas en duelo solo dos semanas para recuperarse, de lo contrario se recomendará medcación al considerarse depresión mayor (Wakefield, 2013).

Thomas, Hudson, Trauer, Remedios, Clarke (2014) en un estudio longitudinal en el que se exploraron los factores de riesgo de duelo prolongado de los cuidadores de pacientes oncológicos, encontraron que los factores de mayor riesgo fueron: vivir con el paciente, cuidar a la pareja, ser cuidador joven, ser mujer y también el hecho de que el cuidador tenga sobrecarga. Además, ay una alta correlación con otros síntomas emocionales como lo son la desmoralización y ansiedad.

En otro estudio efectuado por Allen, Haley, Small, Schonwetter y McMillan (2013), los factores de riesgo para duelo prolongado y síntomas depresivos fueron:

A. Factores personales: como la juventud o ancianidad del doliente, problemas de salud física y/o mental previos como depresión, ansiedad, intentos de suicidio, duelos anteriores no resueltos, inhabilidad para afrontar el estrés, reacciones de rabia, amargura y culpabilidad muy intensas, valoración subjetiva de falta de recursos para hacer frente a la situación.

B. Factores relacionales: pérdida del hijo/ a, cónyuge, padre o madre en edad temprana y/o hermano en la adolescencia, dependencia del superviviente respecto del fallecido, relación conflictiva o ambivalente con hostilidad no expresada.

C. Factores circunstanciales: juventud del fallecido, pérdida súbita, suicidio, recuerdos dolorosos del proceso.

D. Factores sociales: nivel socioeconómico bajo, percepción negativa o falta de apoyo socio-familiar, responsabilidad de hijos pequeños, otros factores estresantes como por ejemplo proyectos truncados.

En una revisión sistemática se encontró que en 12 revistas especializadas en cuidados paliativos apenas el 5% de sus publicaciones incluyeron el tema del duelo en cuidadores y familiares. Un dato aun más importante es que solo se encuentra un ensayo controlado aleatorizado sobre intervención del duelo en cuidadores y familiares de pacientes con cuidados paliativos. En esta revisión sistemática se menciona que la intervención puede ser antes o después de la muerte del ser querido. Si es antes las recomendaciones son: Intervenir anticipatoriamente, validación y normalización emocional, formar memorias familiares, focalizar discusión sobre la tristeza de la muerte y no sobre los detalles clínicos de la enfermedad y muerte, psicoeducación sobre lo que se está haciendo bien en el paciente para disminuir la angustia del cuidador o familiar y terapia grupal. Si la intervención es después las recomendaciones son: validación y normalización emocional, actividades de recuerdos positivos y de motivación con el paciente, aceptación de la realidad de la pérdida , psicoeducar sobre la experiencia del dolor del duelo, ajuste ambiental, la reinversión de energía en otra posibilidades y buscar la nueva identidad y significado de vida a través de metas del cuidador o familiar en duelo complicado (Kumar & Sisodia, 2013).

Bibliografía

  • Allen, J. Y., Haley, W. E., Small, B. J., Schonwetter, R. S., & McMillan, S. C. (2013). Bereavement among hospice caregivers of cancer patients one year following loss: predictors of grief, complicated grief, and symptoms of depression. Journal of palliative medicine, 16(7), 745-751.
  • Kumar, S. P., & Sisodia, V. (2013). Reporting of" death and bereavement care": A systematic review and quantitative analysis of research publications in palliative care journals. International Journal of Health & Allied Sciences, 2(3), 176.
  • Serna, J. A. J., & Estrada, A. M. O. (2013). El duelo como fenómeno psicosocial: una breve revisión teórica. Revista «Poiésis», (25).
  • Thomas, K., Hudson, P., Trauer, T., Remedios, C., & Clarke, D. (2014). Risk factors for developing prolonged grief during bereavement in family carers of cancer patients in palliative care: a longitudinal study. Journal of Pain and Symptom Management, 47(3), 531-541.
  • Wakefield, J. C. (2013). The DSM-5 debate over the bereavement exclusion: psychiatric diagnosis and the future of empirically supported treatment. Clinical psychology review, 33(7), 825-845.

Resumen a cargo de Luis A. Cruz (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?