Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Artículo

Esteroides en neuro-oncología: acciones, indicaciones y efectos secundarios
(Steroids in neurooncology: actions, indications, side-effects)
Patrick Roth, et. al. Current Opinion in Neurology 2010, 23:597-602.

Una gran cantidad de glucocorticoides sintéticos se encuentra disponible para su uso terapéutico. En comparación con el cortisol, se caracterizan por diferentes propiedades farmacodinámicas y farmacocinéticas. La dexametasona es con mucho la droga más utilizada por sus bajos efectos mineralocorticoides y larga vida media. Junto con otros glucocorticoides, se ha utilizado en el campo de la neurooncología desde 1960.

Los glucocorticoides se han utilizado para el tratamiento del edema cerebral secundario a tumores por más de 40 años. Sin embargo, aproximadamente el 70-100% de los pacientes con tumores cerebrales o metástasis intrínsecas son tratados con esteroides, ya sea solos o durante la terapia citotóxica. Síntomas leves causados por aumento de la presión intracraneal y el edema asociado al tumor se beneficiarán de la dexametasona en dosis inicial de 4-8mg por día. Dosis más altas como 8 a 16 mg por día están indicados en pacientes que sufren de síntomas severos o incluso más pronunciada en relación con el efecto de masa. Reducciones de la dosis se debe considerar después de 7-10 días de la administración.

La interrupción abrupta o demasiado rápida puede ir acompañada de una falta de corticosteroides endógenos. Esto es de particular importancia en situaciones de aumento de la demanda de glucocorticoides, como la fiebre y el estrés físico. El hipocortisolismo pronunciado deben ser sustituidos con hidrocortisona. La mayoría de los pacientes requieren una dosis en el rango de 15-25mg por día. Con el fin de imitar la secreción circadiana de cortisol, la mitad a dos tercios de la dosis total diaria debe ser administrada por la mañana.

La inducción de muerte celular por apoptosis en las células linfoides por los glucocorticoides ha sido reconocido por varias décadas. Este proceso consiste en la fragmentación del ADN y parece ser independiente de la actividad de p53. La inducción de la apoptosis podría estar asociada con disminución de la actividad transcripcional del factor nuclear de células T activadas. Por otra parte, la muerte celular puede requerir la presencia de la glucógeno sintasa quinasa (GSK)-3. Lo que demuestra que la inducción de la autofagia, es la principal función de los glucocorticoides. Varios estudios in vitro indican que la dexametasona y otros esteroides son inhibidores de la proliferación celular y también puede inducir la muerte celular en altas concentraciones.

Más importante aún, los glucocorticoides inducen resistencia a los agentes quimioterápicos en modelos tumorales diferentes, entre ellos gliomas. Este efecto puede resultar en parte de una expresión inducida por dexametasona y una mayor actividad de los transportadores de resistencia a múltiples fármacos.

La indicación más común para la administración de estos fármacos para pacientes con tumores cerebrales es la necesidad de reducir el efecto de masa secundaria a tumores y edema circundante. El tratamiento con glucocorticoides suele dar lugar a una mejoría transitoria e importante. Pequeñas dosis puede ser suficiente en muchos pacientes, por ejemplo, 16 mg no fue superior a 4 mg en relación con la mejora en el nivel funcional de Karnofsky en un ensayo aleatorizado en pacientes con metástasis cerebrales.

Los estudios en animales han demostrado una activación de los canales calcio y de potasio, los cuales pueden estar implicados en la regulación de la barrera sangre-cerebro y tumoral. En los seres humanos, la disponibilidad de estudios de imágenes cerebrales como la resonancia magnética y PET ha permitido una mejor comprensión de los efectos mediados por los glucocorticoides en el edema. Estas técnicas revelaron una disminución del contenido de agua peritumoral y menor permeabilidad capilar del tumor después del tratamiento con dexametasona.

Resumen a cargo de Alejandra Landín (Algología, INCMNSZ).


Mas información del artículo

Regresar a la lista de artículos de interés

2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?