Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Revisión Bibliográfica

Revisión Bibliográfica: La experiencia moral en el paciente con dolor crónico.

Al hablar de la experiencia moral, nos referimos a la forma en que se valora o incluso juzga tanto al sujeto como a la experiencia en sí misma. Los parámetros utilizados para realizar aseveraciones y suposiciones no son los mismos en todo contextos, ni en cualidad ni en proceder. De cierta forma, depende de la perspectiva filosófica o moral el cómo se interprete o la información que se provee.

Dentro del estudio del paciente con dolor crónico o el enfermo en general se abordaran dos posturas divergentes y complementarias. La primera, se refiere al abordaje moral del sujeto en tercera persona, o desde la perspectiva kantiana, es decir, desde el enfoque positivista y objetivista o científico. Esta perspectiva nos impone conceptos los cuales se dan con autoridad o consenso, se le percibe al paciente como un compendio de diagnósticos y clasificaciones, depende de la nomenclatura establecida la concepción del sujeto.

Un ejemplo claro de esta perspectiva son los manuales diagnósticos de enfermedades mentales (DSM) donde se establecen una serie de criterios y conceptos en los cuales el paciente debe encajar. Un problema de esta lógica es que los sujetos no se acoplan a la realidad consensuada, cada sujeto crea su propia entidad nosológica y de personalidad.

Una ventaja de este método es la capacidad de hablar un lenguaje consensuado, sin embargo, nos puede dar la espuria sensación de entendimiento y dominio de un tema o situación, cuando de hecho sólo comprendemos una parte, en la cual nos hemos decidido enforcar, dejando de lado otras posibles explicaciones.

Una perspectiva complementaria utilizada por las ciencias sociales, tales como la psicología y sociología, es el enfoque fenomenológico, este se refiere a la apreciación holística de los fenómenos, tomando en cuenta que el observador de un fenómeno tiene una carga subjetiva y que su propia historia de vida influye en lo que piense ver o no ver. La fenomenológica es una herramienta que toma en cuenta contextos sociales, culturales, familiares, políticos, etc. Es decir, nos da una perspectiva contextual, procura hacer más objetiva la objetividad, incluyendo la subjetividad de los fenómenos. Aún así, esta medida analizada desde el enfoque de la tercera persona, nos hace perder parte de el discurso, ya que procura generalizar los hallazgos y se encuentra centrada en la inducción lógica, yendo de lo particular a lo general como fin último.

Una crítica constante a la fenomenológica es la incapacidad de generalizar resultados, ya que va en contra del método científico, pensar que todo sujeto será representativo de su universo.

Una tercera postura aflora, derivada de la filosofía neo-aristotelica, nos referimos al enfoque centrado en la primera persona. Este enfoque da mano de la fenomenológica, sin embargo, no busca la generalización de los fenómenos sino la particularidad del sujeto y su contexto tomando en cuenta al observador y su contexto también. Va de lo general a lo particular y es de naturaleza deductiva.

Desde un enfoque ético y moral se ha argumentado que es debido y necesario realizar un apoyo entre ambos enfoques para el manejo del dolor crónico. Tanto por parte de los pacientes como por parte de los profesionales de la salud. En el caso de los profesionales de la salud es necesario el enfoque en tercera persona, ya que de lo contraria sería imposible realizar programas de atención publica a la salud, sin embargo, convendría echar mano del enfoque en primera persona, dándole al clínico la capacidad de comprender holísticamente al sujeto y no sólo encasillarlo en un diagnóstico.

Por parte del paciente, se ha visto que existe una ambivalencia hacia que postura tomar, en algunos momentos el enfoque en tercera persona puede dar cierta tranquilidad, ésto se debe a un mecanismo cognitivo relacionado a centrar el foco de peligro o tener un discriminante con respecto al estresor. Es decir, el paciente se puede explicar a si mismo lo que me pasa es que tengo dolor neuropático o radicular, etc. Lo cual le dará una sensación de control y cierto bienestar, sin embargo, en otras ocasiones los pacientes reportan la necesidad de ser entendidos de forma integral. Es común en consulta que el paciente no se limite a reportar sus problemas físicos, sino también aquellos sociales y psicológicos, esto puede deberse a que el paciente reconoce que la situación contextual afecta el padecimiento físico y por otro lado se encuentra la necesidad de ser reconocido como un ser integral y de recibir alivio no sólo en el área física, sino en una forma total.

En conclusión, es necesario replantear la forma en que se conceptualiza al paciente con dolor crónico, de tal forma que en un proceso dialéctico se pueda integrar una síntesis conceptual, donde las nomenclaturas y la fenomenología no estén peleadas o sobrepasadas una por otra, sino en una retroalimentación equitativa y favorable para mejorar la atención y cuidado de los pacientes con dolor crónico.

"No existen enfermedades si no enfermos"

Bibliografía

  • Edwards I, Jones M, Thacker m et al. The Moral Experience of the Patient with Chronic Pain: Bridging the Gap Between First and Third Person Ethics Pain Medicine Volume 15, Issue 3, March 2014, Pages: 364378.
  • Edwards I, Delany CM, Townsend AF, Swisher LL.Moral agency as enacted justice: A clinical and ethical decision-making framework for responding to health inequities and social injustice. Phys Ther 2011;91(11):165363.
  • Cahana A, Dansie EJ, Theodore BR, Wilson HD, Turk DC. Redesigning delivery of opioids to optimize pain management, improve outcomes, and contain costs. Pain Med 2013;14(1):3642.
  • Larkin M, Eatough V, Osborn M. Interpretative phenomenological analysis and embodied, active, situated cognition. Theory Psychol 2011;21(3):318 37.
  • Lavie-Ajayi M, Almog N, Krumer-Nevo M. Chronic pain as a narratological distress: A phenomenological study. Chronic Illn 2012;8(3):192200.

Resumen a cargo del Alexis Solís (Psicología, INCMNSZ).


Regresar a la lista de artículos de interés


2014 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?