Seguir a @DolorINNSZ
Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán"
Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa
Inicio Directorio de algólogos Artículos de interés Especialidad en Dolor y CP Cursos Enlaces Contacto

Inicio / Artículos de interés / Artículo

Chronic Wound Pain: A Conceptual Model
(Kevin Y. Woo R. Gary Sibbald. Adv Skin Wound Care 2008; 21:175-88)

El dolor es una preocupación muy común en los pacientes con diferentes tipos de heridas, en las cuales se incluyen por ulceras de presión, venosas, por pie diabético, y malignas. El 80 % de las personas con heridas crónicas presentan dolor, el cual lo califican de moderado a insoportable; desafortunadamente no es una de las principales puntos del tratamiento. Estas ulceras son refractarias a su curación y no responde a esquemas de manejo.

Es la principal preocupación de los pacientes ya que no solo tiene un impacto importante en la calidad de vida; sino que afecta de forma decisiva el proceso de curación de la herida por diversos mecanismos. Son vulnerables a desarrollar dolor neuropático por la continua estimulación nocioceptiva periférica y central caracterizado por alodinea e hiperalgesia.

Tiene un impacto importante a nivel de discriminación sensorial, motivación afectiva y evaluación cognitiva. Ocurre en ausencia de estimulación externa y se asocia con la etiología primaria tiene las características de ser continuo y persistente durante todo el día o según la etiología intermitente y en ciclos; secundario a tratamientos repetitivos de curación.

El dolor relacionado a la herida puede llegar a provocar estrés psicológico, el cual promueve la liberación de glucocorticoides los cuales disminuyen la respuesta inflamatoria, inhiben la regeneración de células endoteliales y la degradación de la síntesis de colágeno. Se produce la activación del sistema simpático que provoca vasoconstricción y compromiso tisular de oxígeno. La sensación de dolor se relaciona de la directa excitación de las terminales nerviosas nocioceptivas en respuesta al trauma tisular o fuerzas mecánicas, compromiso vascular, agentes infecciosos o inflamatorios.

El manejo de estas lesiones tiene que ser multidisciplinaria según la etiología primaria; el tratamiento puede dividirse en forma tópica con el uso de anestésicos locales y/o AINE para la curación local en conjunto con el tratamiento sistémico en base a opioides y adyuvantes específicos para el manejo del dolor neuropático y nocioceptivo somático.

- Ulceras venosas: El dolor es agudo, severo y localizado. Se exacerba por la noche y produce una sensación de fatiga crónica en las extremidades.
- Ulceras arteriales: la claudicación intermitente es el síntoma cardinal, por lo cual se debe de determinar la cantidad de aporte sanguíneo de las extremidades; los pulsos palpables indican un aporte sanguíneo aceptable para la curación (> 80 mmHg). El dolor se experimenta como calambre y entumecimiento severo en pantorrillas, nalgas y arco del pie. El daño tisular secundario a isquemia es el responsable de provocar intensos espasmos musculares que provocan un círculo vicioso de dolor.
- Ulceras por presión: El dolor es secundario a un círculo vicioso de liberación de los mediadores celulares, descrito como: sostenido, urente, punzante y agudo secundario a mecanismos neuropáticos y nocioceptivos; perpetuado por espasticidad muscular.
- Pie diabético: Es una complicación secundaria a neuropatía, el dolor es espontaneo secundario a irritación nerviosa y a daño de receptores tisulares secundario a cambios metabólicos a nivel nervioso afectando el sistema de conducción nerviosa y cambios en la microvasculatura los cuales comprometen la perfusión de los nervios periféricos. El dolor se describe como constante, urente, con sensación de compresión, punzante y con áreas de disestesias delimitadas.
- Vasculitis: este tipo de heridas son secundarias a disminución del flujo sanguíneo en la microvasculatura secundario a depositos de complejos inmunes. El dolor es intenso y fuera de proporción con la apariencia de la lesión.

Resumen a cargo de Alejandra Landín.


Mas información del artículo

Regresar a la lista de artículos de interés

2018 - Departamento de Medicina del Dolor y Paliativa ¿Preguntas o comentarios?